Un Junio firme para los reproductores e invernada pese a todo

El Informe Mensual Ganadero de la Asociación Argentina de Angus evidencia que pese al contexto desalentador, todas las categorías de invernada tuvieron una evolución favorable respecto a mayo. Los puntos más destacados del trabajo

Compartir:

La Asociación Argentina de Angus presentó su Informe Mensual Ganadero con los indicadores sectoriales que dejó un convulsionado mes junio, elaborado en base a los remates de cabañas y de invernada y cría complementada con información de los profesionales de AZ Group. Entre los puntos más destacados del trabajo se destacan la firmeza que mantuvieron los precios de los terneros y reproductores pese al contexto desalentador; la caída de los valores de la hacienda pesada como consecuencia de las restricciones a la exportación; y la pérdida de entrada de divisas por 556 millones de dólares por el mencionado cepo a las ventas externas.
A continuación los datos principales del informe.
Firmeza en la invernada y cría
Se mantuvieron firme durante el mes de junio los precios de los terneros y terneras, así como también de los reproductores. En los remates realizados en el país, todas las categorías de invernada mostraron una evolución positiva respecto al mes de mayo. Esto es un indicador que pese a un escenario desalentador para las inversiones, la ganadería como refugio de valor y confianza del productor aportó un sostén importante para las cotizaciones.
El análisis, entonces, es que mientras se espera por señales más claras desde el mercado, la producción no se detiene, y los esfuerzos se focalizan en optimizar al máximo las variables productivas para eficientizar los planteos y defender con mayor solidez los números de la empresa.Agitado Mercado de Liniers
Las nuevas reglas de juego jugaron en contra de las cotizaciones en el mercado concentrador de hacienda. Las inconsistencias expresadas en las normativas oficiales generaron dificultades en la operatoria exportadora. Se detuvo el ritmo de faena en varias plantas frigoríficas, y esto tuvo su repercusión sobre los valores del segmento de hacienda pesada.La vaca experimentó una caída del 5,2% respecto a mayo al promediar 107,41 $/Kg. vivo. Para los toros la merma fue de 3,4%, con un promedio de 123,21 $/Kg. vivo.
Para los livianos, la dinámica de venta se hizo muy trabajosa hacia fin de mes. Con compradores selectivos, sólo la calidad pudo defender los valores.

Exportación: efectos del cepo
Las exportaciones de carne vacuna se podrían haber acercado este año a casi un millón de toneladas, lo que habría sido un récord de volumen, si el presidente Alberto Fernández no hubiera impuesto el cepo para las ventas al exterior. Así lo expresó Diego Ponti, analista ganadero de AZ Group, que además estimó que este año las exportaciones de carne vacuna se ubicarán en 620.000 toneladas res con hueso.
Por las trabas del Gobierno, ese volumen representaría una merma del 31% versus el tonelaje exportado el año pasado.
“De no haberse establecido las restricciones, el volumen total exportado de 2021 hubiera subido 10% respecto de 2020 para acercarse a un millón de toneladas”, señaló el analista ganadero.
Según sus cálculos, en 2021 se producirá una pérdida de US$  556 millones por reducción de las exportaciones y de 50 millones de dólares por derechos de exportación no cobrados. Para comparar, este último valor equivale a 2600 toneladas de carne que se podían haber entregado gratis a las franjas más vulnerables de la sociedad, explicó.
Con el nuevo cupo del 50% para la venta al exterior, los embarques se concentraron principalmente en 63 plantas frigoríficas y 10 empresas capturaron el 54% de las exportaciones.
“Esta concentración no ayuda al mercado ni a los precios, sino que le da más poder de negociación a las plantas frigoríficas, en tanto que los perdedores son los productores por la reducción de precio del kilo vivo”, dijo.
Remates auspiciados
La Asociación auspició cinco remates durante el mes de junio, realizados en Coronel Pringles, Tandil, Chascomús, Brandsen y Venado Tuerto. En total se comercializaron 70 toros PP que hicieron un promedio de $ 691.571, contra la media de  junio de 2020 de $ 264.787, marcando un aumento del 161%. Las 12 vaquillonas PP vendidas promediaron $ 274.090, contra los $ 191.703 de junio del año anterior, un incremento de 42%.
En el caso de los toros PC, fueron 162 los comercializados con un promedio de $ 265.960 contra los $ 100.000 promediados hace un año, indicando un aumento del 166%. Las 166 vacas PC vendidas hicieron un promedio de $ 156.637, ante los $ 86.557 de junio de 2020, es decir, el aumento fue del 81%. Para las 291 vaquillonas PC el promedio fue $168.708, versus los $ 76.578 de hace 12 meses, lo que representa un incremento del 120%. En el caso de las vaquillonas MAS, las 243 de junio hicieron un promedio de $ 138.341, contra los 63.686 que promediaron hace un año: 117% más.


Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •