Brucelosis: “Los planes de control y erradicación tienen un importante beneficio”

En Argentina la brucelosis está presente, aunque la continua vacunación de terneras y los controles implementados para evitar su dispersión permitieron alcanzar los bajos niveles actuales de prevalencia, tal lo señala el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa).

Compartir:

Según datos del Senasa del año 2014 la vacunación de terneras y los controles implementados permitieron alcanzar los bajos niveles de prevalencia estimados en 0,8% para bovinos y 12,35% para establecimientos. Entre los aproximadamente 260 mil rodeos de cría distribuidos en el país, hay más de 30 mil establecimientos infectados, que sin dudas están sufriendo pérdidas de terneros y se constituyen en potenciales dispersores de la enfermedad, establece un informe de 2019 del Servicio Nacional.
“La brucelosis es una infección bacteriana crónica de alto impacto reproductivo que afecta a las especies domésticas especialmente a animales sexualmente maduros y al hombre, por lo que estamos en presencia de una zoonosis”, resumen las autoridades del Colegio de Veterinarios Bonaerense.
Al ser una enfermedad zoonótica corresponde tomar recaudos sanitarios para evitar el riesgo de transmisión a la población humana, dado que disminuye la capacidad laboral del individuo y desmejora su calidad de vida. Además, tiene importantes consecuencias económicas en el ganado ya que se caracteriza por tener impacto reproductivo (abortos e infertilidad), y productivo (es necesario eliminar el animal enfermo porque se constituye en un permanente difusor de la enfermedad en su rodeo).
La enfermedad afecta a cientos de miles de personas y animales en todo el mundo; en Argentina, la Ley N° 24.696 declara de interés nacional el control y la erradicación de la Brucelosis en las especies bovina, ovina, suina, caprina y otras especies en el Territorio Nacional.
En este contexto, a través de la Resolución 77/2021 del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) se ha modificado la Resolución 67/19 que resuelve y establece el Plan Nacional de Control y Erradicación de Brucelosis Bovina.
La Resolución 77 tiene como fin facilitar el cumplimiento por parte de los productores que realizan reproducción; modifica algunos artículos de la Resolución 67/2019, ofreciendo alternativas para cumplir con la obligación de la Determinación Obligatoria del Estatus Sanitario (DOES) en los rodeos reproductivos y alcanzar el principal objetivo de la estrategia: identificar los establecimientos infectados para su saneamiento.
Así, se modifican los plazos para el cumplimiento de la DOES de manera estratificada y se incorpora la posibilidad de realizarla a través de un muestreo de los rodeos.
De esta manera, el compromiso es determinar el estatus de los rodeos bovinos e identificar a los establecimientos infectados, ya que resulta crucial en el marco de los compromisos comerciales asumidos para la exportación de carne a China.
Por último, “debe considerarse que las fuentes de contagio al hombre están muy ligadas al consumo de leche y quesos no pasteurizados; y en lo que respecta al contagio de profesionales veterinarios y/o personal de campo se genera por exposición al ganado infectado o sus productos, sea por contacto o inhalación”.
“La mejor manera de prevenir la brucelosis humana es luchar contra la infección en los animales, de aquí la importancia de tener rodeos libres de la enfermedad”, concluyen las autoridades del CVPBA.
Ante cualquier consulta, comuniquese con su veterinario de cabecera.


Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •