El contexto actual apura la digitalización en máquinas agrícolas

Confluyen las condiciones necesarias para una revolución en la forma en que trabajan los equipos, según los especialistas del sector.

Compartir:

El contexto que se vive en la actualidad, incluyendo el impacto del coronavirus, apura el proceso de digitalización en los trabajos de las máquinas agrícolas.
Están dadas “casi por primera vez, las condiciones necesarias para una verdadera revolución”, sostienen desde la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (AAPRESID).
Y adelantan que el tema será uno de los ejes principales del Congreso “Siempre vivo, Siempre Verde” que se hará del 18 al 28 de agosto de forma virtual.
Satélites
En materia de tecnología satelital, hay un fenómeno de “democratización” del Espacio: La competencia impulsada por la innovación en hardware de tecnologías satelitales, provoca que los costos de enviar dispositivos al espacio disminuyan drásticamente.
“U$S 200.000 es una suma irrisoria comparada con lo que pasaba 10 años atrás. Esto se ve en los más de 300 satélites de observación de la tierra lanzados actualmente”, explica Juan Pablo Vélez de la Red Agricultura de Precisión del INTA Manfredi y disertante en el Congreso.
“Un hito en este aspecto es el uso de cohetes reutilizables”, agrega.
Se suma la mayor resolución de datos que está cambiando la forma en que vemos el planeta: “podríamos hacer un reality show de lo que ocurre en el lote con una definición (píxel de 30 cm), precisión y repetitividad sin precedentes”, afirma Vélez.
Fierros
El crecimiento de la digitalización de datos impulsa un fuerte desarrollo tecnológico en maquinarias.
Según Vélez, son las máquinas las “que dan aplicabilidad y permiten aprovechar al máximo el paquete de datos que ofrecen los satélites. Un ejemplo es la velocidad de respuesta de los equipos actuales a cambios de dosis en aplicaciones variables”.
Además, las máquinas son capaces de relevar mayor información a campo.
Hoy, las empresas desarrollan, por ejemplo, dispositivos que miden el ambiente en el surco de siembra para adaptar densidades, dosis de fertilizante e híbridos en tiempo real.
Cory Muhlbauer de Precision Planting hablará de estas herramientas en el Congreso, poniendo el foco en la oportunidad que ofrecen para repensar el manejo de nutrientes.
“Hoy sabemos cuál es el mejor momento y lugar para aplicar cada nutriente. No es lo mismo volear el nitrógeno antes de la siembra que aplicarlo durante la misma; ubicarlo en superficie, delante o detrás de la semilla que hacerlo en profundidad, donde ésta pueda tomarlo desde los primeros estadios”, explica Muhlbauer.
Información
La digitalización de la información, gracias a aplicaciones y plataformas, su registro automático y el avance de Internet de las Cosas, son otros de los atributos que vienen progresando, al igual que el poder de las computadoras y la Nube, que reducen costos de almacenamiento y procesamiento.
Estos aspectos son clave para obtener diagnósticos precisos.
“Un gradiente de colores en una imagen satelital puede tener muchas causas: Déficit hídrico, nutricional, etcétera”, señala Vélez.
“Hoy podemos cruzar múltiples variables y fuentes (datos de estaciones meteorológicas, sensores de humedad de suelo, índices de sequía, registros del asesor) para diagnosticar lo que realmente ocurre en el lote”, explica Vélez.
Los avances en “machine learning” e inteligencia artificial permiten analizar de forma automática gran caudal de información, hallar patrones asociados a problemas y desarrollar los llamados “call to action” o llamado a la acción.
“Ya no hace falta sentarse a analizar y cruzar datos; el dispositivo entrega un alerta o recomendación concreta”, resume Vélez.


Compartir: