Cepo U$S: podría caer el trigo y quedar “out” maíz y soja

Advierten que el cepo para la importación impactará sobre los sistemas de precios internos de los insumos estratégicos.

Compartir:

Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) alertó por el impacto del desdoblamiento cambiario luego de la reciente medida del Banco Central de restringuir el acceso al dólar para el pago de importaciones, lo que impacta sobre los insumos para el agro.
“El productor va a terminar pagando sus insumos productivos con un dólar entre dos y tres veces superior al que efectivamente está cobrando por su producción”, destaca CRA.
Daniel Pelegrina, presidente de Sociedad Rural Argentina (SRA), agregó: “Esta nueva mediada impacta en los importadores, con mayores costos financieros en el mejor de los casos, hasta con una fuerte restricción total al acceso al mercado único de cambios”. “Esta situación impulsará a los importadores a realizar sus operaciones con un tipo de cambio distinto del valor oficial actual”.
“El peso en los costos totales del paquete tecnológico a aplicar se dispara a por lo menos el doble del que se calculó para la presente campaña”, advierte CRA. Algo que se suma a una fuerte presión fiscal, con índices “confiscatorios” cuando sumamos los tres estamentos del Estado (municipal, provincial y nacional) que va desde el 65 al 77% de carga.
Por otro lado, CRA alertó que de no resolverse esta situación, se generarán replanteos de paquetes tecnológicos a aplicar, el área de siembra de la fina que tenía una intención record de un 7% superior a la campaña anterior, caerá fuertemente y los rindes de la próxima cosecha serán marginales.
En tanto, para la siembra de la gruesa el escenario es aún peor, el efecto deja “fuera de juego” al maíz y la soja de los planteos productivos en gran parte del área agrícola.
“Se sigue sumando incertidumbre al único sector activo de la economía argentina, en el que el año pasado represento el 67% de las divisas de exportación y que, sin lugar a dudas, este año será casi exclusivamente el que aporte las mismas”, agrega CRA. “Es imposible producir bajo estas circunstancias”.
“Toda esta normativa no hace más que opacar el mercado de cambios para los importadores, y enturbiar los sistemas de precios internos de los insumos estratégicos que tanto necesitamos para seguir produciendo”, comenta Pelegrina y explica que el año pasado se importaron U$S 2.600 millones en insumos estratégicos, como fertilizantes y productos fitosanitarios, utilizados en el campo para producir.
“Estas medidas no hacen más que seguir sumando incertidumbre a un negocio que ya tiene que afrontar el riesgo climático, el riesgo de los mercados, el riesgo por la falta de infraestructura, y el riesgo operacional”, concluyó el titular de SRA. (Agrofy)


Compartir: