La cuarentena y su impacto en las exportaciones

El panorama es variado y no todos los rubros sienten de lleno el efecto de la situación sanitaria. Por Jorge Freites

Compartir:

La cuarentena que el coronavirus obligó a imponer en el mundo impacta de forma variada en las exportaciones argentinas de maquinaria agrícola.
Aunque la actividad padece la lógica influencia de la situación sanitaria, no todos los segmentos se ven afectados de la misma forma, de acuerdo con un relevamiento efectuado por MaquiNAC.
“Si bien no todos los rubros tienen el mismo comportamiento, en términos generales estamos percibiendo una recuperación bastante auspiciosa en lo referido al comercio exterior”, destaca Fernando Zaragosí, directivo de Ingersoll y presidente de la Asociación de Fabricantes de Maquinaria Agrícola y Agro Componentes de la Provincia de Córdoba (AFAMAC).
“Entendemos que la velocidad de recuperación de los mercados y de las empresas en el mundo es dispar, y esta situación está generando algunas oportunidades adicionales, principalmente a las empresas con fuerte presencia global”, agrega.
“No obstante, existe alguna preocupación con respecto a algunos temas, como los problemas logísticos (que lentamente se están normalizando) y, principalmente, la incertidumbre acerca de la posición que tomará la Argentina frente al mundo”, subraya Zaragosí.
Embarques
El envío de las máquinas negociadas es uno de los principales obstáculos en las exportaciones. “Para los negocios ya pactados, está afectada la logística, pero en recuperación”, comenta Gabriel Rizzotti, Gerente de Desarrollo e Ingeniería de Maizco.
“Lo demás está todo complicado y sin negocios nuevos, de momento”, añade. Además de la logística, la movilidad propia de las ventas externas también se resiente.
“La situación afecta, porque no se puede viajar a vender, a dar soporte técnico y a poner en marcha las máquinas”, explica Guillermo Zegna, Responsable de Comercio Exterior de Crucianelli.
“Dependiendo de los mercados, hay algunos más afectados por la caída de la actividad o la falta de crédito”, agrega.
Trabas
¿Cómo se ha dificultado la logística de exportación en el mundo? José Luis Pasquetta, Director de Bernardín, lo define.
“El transporte aéreo es muy difícil, porque sólo se pueden usar aviones cargueros, que no llegan a todos lados y su frecuencia es muy limitada”, indica.
“En el transporte marítimo disminuyeron las frecuencias de barcos y, muchas veces, el tiempo de tránsito, cuando hay trasbordos, se extiende muchísimo”, subraya Pasquetta.
“Además, hay problemas de falta de personal en los puertos, lo que provoca que la mercadería no suba a los buques”, añade.
Matices
“El tema de las operaciones está difícil pero tiene que ver más con el sector de la caña de azúcar”, analiza Guillermo Abratte, Representante Comercial de Doble TT.
“Me parece que en el tema de granos, al igual que la Argentina, el mundo no ha parado por lo que hay movimientos y hasta nuevas operaciones en agricultura y ganadería”, agrega.
Desde Mainero, el contexto internacional se visualiza con tonos positivos.
“Contrariamente a lo que se podía suponer, en los últimos treinta días hubo muchísimas consultas, por encima del promedio de los últimos seis meses”, remarca Sebastián Calderón, del Área de Comercio Exterior de Mainero.
“Ha sido un mes que, también respecto a los últimos seis meses, más cotizaciones hemos enviado a diferentes partes del mundo para distintos tipos de máquinas”, añade.
Contactos
“Las ventas que no se cerraron tuvieron que ver con que la planta de Mainero estuvo cerrada por la cuarentena”, expresa Calderón. Al retrasarse los procesos de producción, no estuvieron listos varios equipos para exportar, pero el interés externo se mantuvo.
“Hemos tenido contactos nuevos desde Hungría, Serbia, países africanos, India y Egipto. Hasta el momento, es un panorama bastante alentador”, manifiesta Calderón.
Recuperación
En Pierobón también observan un mejor ritmo en los negocios con el exterior. “La actividad tiende a recuperarse. Esta semana cargamos una sembradora Turbosem hacia Uruguay”, puntualiza Carlos Bossio, Responsable Comercial de Pierobón.
“En otros mercados la recuperación tiende a ser lenta, pero en el caso de Bulgaria nuestro representante se está moviendo muchísimo para hacer conocer el producto”, informa.
Actividad
La reanudación de tareas en diferentes partes del mundo parece abrir una puerta hacia otras oportunidades comerciales. “Europa empieza a trabajar el lunes próximo y de a poco se sumarán otros destinos”, explica Pasquetta.
En esa sintonía debería entrar Argentina, según el Director de Bernardín. “Es muy difícil frenar las economías, especialmente en países complicados como el nuestro”, asevera. “Es necesario encontrar modos creativos para que todos se pongan a trabajar, como hacen algunos países en turnos con personal reducido y cuidándose”, expresa Pasquetta.
Contraste
Por su parte, Roland H compensa con Argentina los negocios que no se pueden hacer afuera.
“Nosotros en el mercado interno venimos muy bien”, señala Franco Rolandi, Presidente de la empresa.
“Por supuesto que apostamos a la rotación. Bajamos el margen de ganancia y dimos muy buena financiación. Quien estaba decidido a comprar un tractor o una máquina lo terminó definiendo”, agrega.
“En el exterior el negocio está frenado. Tenemos un distribuidor nuevo para cerrar en Bolivia, pero las operaciones serían para fines de mayo o principios de junio”, dice Rolandi.(Maquinac)


Compartir: