Hereford suma innovación con la Genómica

El gran objetivo es la utilización masiva de esta tecnología y comience a formar parte de cada programa de selección. Se firmó convenio con el Instituto de Genética Veterinaria (CONICET-FCV-UNLP) .

5
Compartir:

La AACH en su permanente búsqueda de innovación y tecnologías que permitan a sus socios tomar decisiones cada vez más precisas, y luego de haber transitado el camino del análisis de ADN, anunció oficialmente su convenio con el Instituto de Genética Veterinaria – IGEVET- (CONICET-FCV-UNLP) a cargo de su Director, el Dr. Guillermo Giovambattista (Investigador Principal CONICET, Prof. Adjunto Genética General FCV – UNLP y Dr. en Ciencias Naturales).
Si bien muchos criadores de Hereford han incursionado en el mundo de la “genómica” y la raza cuenta con una evaluación genética en la que se incluye la información del ADN desde 2015, el gran objetivo es la utilización masiva de esta tecnología y comience a formar parte de sus programas de selección.
Mediante la utilización rutinaria de esta tecnología los criadores podrán obtener resultados cada vez más precisos de sus evaluaciones genéticas mediante dos vías, principalmente por la incorporación de una fuente importante de información que es el análisis directo que provee el ADN de cada animal, y por otro lado mediante el refinamiento de la red de parentescos y evaluación exacta de la cantidad de genes que se comparten con sus ancestros.
A través de esta última lectura, lo que antes era un modelo teórico en el que la evaluación infería que cada animal recibe un 50% de genes de cada padre y un 25% de sus abuelos, hoy puede saberse con exactitud cuál es el porcentaje exacto de material genético recibido de cada uno de sus abuelos y por ende la información que lleva consigo ese animal.
Este aumento de la precisión en los resultados, permitirá hacer selecciones a edades cada vez más tempranas, factor fundamental en la reposición de animales y venta de reproductores que todavía no han tenido cría para su evaluación. De esta manera, aumentan las tasas de progreso genético mediante una mayor exactitud en la predicción del mérito genético a edades tempranas, reduciendo así el Intervalo generacional.
La genómica también permite incorporar caracteres que afectan la rentabilidad de la empresa ganadera pero cuya medición es difícil, costosa o se expresan en forma tardía en la vida de los animales, tal es el caso de características de fertilidad, eficiencia neta de conversión, calidad de la res, resistencia a enfermedades, entre otras. De esta manera podrán obtenerse resultados confiables con una menor cantidad de animales analizados e iguales niveles de precisión que irán incrementándose a medida que se incorporen mayor cantidad de fenotipos.


Compartir: