Soja: llegó a su piso y hay chances de recuperación

La recuperación en los precios de la soja disponible se dan ante la falta de oferta por parte de los productores en un volumen suficiente como para influir en la baja de las cotizaciones. Por Pablo Adreani

17

Un par de meses atrás anticipamos el tobogán bajista en el mercado de la soja disponible, que si bien no llegó a los 200 dólares por tonelada, tuvo un aterrizaje suave en los 210 dólares.
Hoy se puede adelantar, análisis de las micro y macro variables mediante, que el precio de la oleaginosa ha llegado a su piso y es posible ver una recuperación de entre 15 y 20 dólares, una vez concluida la cosecha.
A pesar del avance de la recolección, la misma no se ve reflejada en el ingreso por ventas de soja disponible, por parte del productor, en el circuito comercial. Expresado de otro modo: el productor cosecha, entrega la soja para cumplir los contratos de ventas previamente ya cerrados y no vende un solo kilo más.
La estrategia del productor es comercializar lo mínimo posible para cubrir compromisos a cosecha y planes canje, y luego sentarse arriba de los silos bolsa.
En el fondo, se resiste a vender el grano disponible a los precios actuales. Y en su subconsciente, está convencido de que el mercado va a revertir su tendencia bajista una vez terminada la cosecha.
Horizonte
Esta es nuestra visión a partir de ahora: hay chances de una sostenida recuperación en los precios de la soja disponible ante la falta de oferta por parte de los productores en un volumen suficiente como para influir en la baja de las cotizaciones.
Al 17 de abril, según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, el avance de la cosecha se ubica en 34 por ciento. Pasada una semana, feriado de pascuas mediante y con el buen tiempo que hubo para continuar con la trilla, podemos estimar que el progreso se acerca al 55 por ciento.
Durante marzo y abril no se registraron lluvias de importancia que pudieran afectar la trilla, salvo las precipitaciones récord del fin de semana pasado sobre Chaco, Formosa y Corrientes. En el resto de las zonas productivas, el avance ha seguido a muy buen ritmo y con rindes promedio de 40 quintales por hectárea.
Hay un par de datos que tienen impacto sobre la tendencia del mercado y de alguna forma están definiendo el patrón de ventas del productor. La cosecha de soja en la zona núcleo norte ya superó el 80 por ciento con un rendimiento medio de 44 quintales, mientras que en núcleo sur está por encima del 75 por ciento, con un rinde de 43 quintales.
Estas son las principales zonas de producción de soja más temprana y más cercana a los puertos del up river, donde está localizado el complejo agroindustrial aceitero más importante del mundo. Con la cosecha a punto de culminar sobre la zona núcleo y el fuerte avance de la trilla en zonas del segundo cordón productivo, como Entre Ríos, sudeste de Córdoba, centro de Santa Fe y oeste de Buenos Aires, vemos que el mercado no ha sufrido el efecto bajista de una supuesta mayor presión de venta por parte de los productores.
En otras palabras: con el 80 por ciento ya cosechado de la soja en zona núcleo, la oferta no apareció y el mercado; es decir, las aceiteras, ya comienzan a percibir que si no mejoran el precio de compra, la oleaginosa disponible seguirá sin aparecer. (Agrovoz)