Alerta: La faena de hembras es la más alta en una década

En diciembre, vacas y vaquillonas explicaron 48% del total sacrificado. El porcentaje acumulado en 2018 fue el más alto desde la liquidación récord 2007-2009.

22

El fuerte crecimiento de la producción de carne bovina en Argentina tiene un costado peligroso: la faena de hembras se ha elevado a su valor más alto desde la fase de liquidación récord 2007 y 2009, cuando el stock ganadero se destruyó como consecuencia de las políticas intervencionistas del kirchnerismo.
Según la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (CICCRA), en diciembre la participación de las hembras llegó al 48 por ciento del total faenado.
De esto modo, vacas y vaquillonas promediaron un 45,5 por ciento de participación en todo 2018.En total, el año pasado se sacrificaron 6,08 millones de hembras, lo que implica un crecimiento del 12,5 por ciento; una tasa diez veces más alta que el 1,2 por ciento que se incrementó la faena de machos (7,3 millones de cabezas).
“Traccionada por la demanda externa (China/Rusia), la faena de vacas creció 18,4 por ciento entre 2017 y 2018. Asimismo, la restricción crediticia local llevó a los productores ganaderos a desprenderse también de vaquillonas, cuya faena creció 22,8 por ciento anual en el último año, elevando su participación en la faena total de 10,4 por ciento a 12,1 por ciento entre 2017 y 2018”, argumentó CICCRA. (Agrovoz)