Exportaciones: crecen 70% en volumen y 50% en facturación

El negocio de los frigoríficos se mantiene en pie, pese a la crisis: agosto marcó un año y medio de crecimiento ininterrumpido en la faena.

18

Los frigoríficos argentinos parecen ser una de las pocas industrias que están logrando eludir la recesión que sacude a la mayoría de los sectores económicos de la Argentina.
Dos datos incluidos en el último informe distribuido por la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (CICCRA) son elocuentes.
El primero, que agosto marcó un año y medio de crecimiento ininterrumpido en la faena. El segundo, que las exportaciones siguen marcando un verdadero boom histórico, con un aumento del 70 por ciento en volumen y 50 por ciento en facturación.
Faena
En base a datos preliminares, CICCRA estima que la faena de agosto alcanzó las 1,13 millones de cabezas, lo que significa un 3,5 por ciento o 38.500 cabezas más que en igual mes de 2017.
Esto significa una producción total de 264 mil toneladas res con hueso, 6,3 por ciento por encima de un año atrás.
“Con estos guarismos, agosto fue el segundo mes del año con mayor nivel de actividad, al tiempo que se cumplió un año y medio de crecimiento ininterrumpido”, indicó CICCRA.
En el acumulado anual, los 371 establecimientos frigoríficos registrados en el país faenaron 8,87 millones de vacunos; es decir, 8,1 por ciento más que en los primeros ocho meses del año pasado. Así, la producción de carne bovina superó las dos millones de toneladas en ese lapso, 9,4 por ciento más que el volumen enero-agosto de 2017-
Exportaciones
Descontando lo que se presume fue destinado al mercado interno, “las exportaciones de carne vacuna en los primeros ocho meses del año exhiben una recuperación de 70,3 por ciento”, destacó CICCRA.
Los datos concretos relevados hasta julio indican una exportación de 275 mil toneladas res con hueso, que significan una expansión del comercio exterior del 63,7 por ciento.
“Tal como lo venimos destacando en los últimos Informes, son los volúmenes más elevados de los últimos nueve años”, resumió CICCRA.
Y añadió: “El proceso de recuperación continua de mercados externos y la significativa depreciación (real) del peso argentino (que alcanzó un nivel similar al promedio de 2007- 2009) se están reflejando en las estadísticas sectoriales. Concretamente, en julio de 2018 las exportaciones de carne vacuna alcanzaron el nivel más elevado desde el cierre de 2009”.
Pero lo más importante es el ingreso de dólares: la facturación por exportaciones ascendió a 1.027,5 millones de dólares en enero-julio de 2018, lo que implica un alza del 50,4 por ciento.
Destinos
En este contexto, los frigoríficos rezan para que China y Rusia mantengan la demanda como hasta ahora: son los principales compradores de la carne bovina argentina.
“Explicaron casi 90 por ciento del aumento total del volumen exportado de carne vacuna desde Argentina entre enero-julio de 2017 e igual período de 2018”, aseguró CICCRA.
Ésta es la razón por la que las vacas son la categoría que lidera la faena: es precisamente lo que demandan los mercados mencionados y que en Argentina no se consume tanto. (Agrovoz)