Avanza la fina en la zona y sigue retrasado el Maíz

La siembra de fina avanza normalmente según la Bolsa de Cereales y Productos de Bahía Blanca. En tanto continúa el retraso de la cosecha de maíz por alta humedad ambiental de acuerdo al RAQ (Reporte Agrícola Quincenal) de la entidad.

11

Las oportunas precipitaciones a fines de abril y mayo propiciaron las condiciones necesarias para el inicio de la siembra de fina 2018/19 en el área de influencia de la Bolsa de Cereales bahiense. En algunos lotes puntuales se recurrió a un laboreo mecánico para facilitar la implantación de acuerdo a lo informado por el Departamento de Estimaciones Agrícolas de la Bolsa de Cereales y Productos de Bahía Blanca en su RAQ (Reporte Agrícola Quincenal).
En cuanto al maíz, el retraso en la cosecha se debe principalmente a dos factores: siembra tardía y alta humedad ambiental. La zona norte presenta un 45% de área cosechada debido a una combinación de ambos factores. En las zonas centro y sur, con un avance de 25% y 15% respectivamente, el principal problema es el factor ambiental.
Avance siembra de fina
Las oportunas precipitaciones a fines de abril y mayo propiciaron las condiciones necesarias para el inicio de la siembra de fina 2018/19 en el área de influencia de la Bolsa de Cereales de Bahía Blanca.
En algunos lotes puntuales se recurrió a un laboreo mecánico para facilitar la implantación.
Trigo
La intención de área a sembrar aumentaría un 13% al pasar de 1,38 a 1,57 M de ha. En las últimas semanas se observó un mayor avance de siembra en todas las zonas de influencia.
En cuanto al avance e intención de siembra de trigo en las diferentes zonas, la zona norte presenta un avance del 80% sobre las 345 mil ha estimadas, quedando lotes destinados principalmente a cultivos de ciclo corto. En la zona centro, la de mayor importancia para este cultivo con 850 mil ha, resta efectivizar un 35% de la superficie objetivo. Esto se debe al retraso en la cosecha de algunos lotes de gruesa generado por condiciones de alta humedad ambiental, principalmente sobre el este de esa región. Finalmente en la zona sur, de 375 mil ha proyectadas, se concretó un 75%. La siembra directa marcó una diferencia con respecto a la convencional debido a que retuvo mejor la humedad superficial proporcionando condiciones más adecuadas para la germinación del cultivo.
Cebada
La intención de área a sembrar aumentaría un 12% al pasar de 650.000 a 755.000 ha. Respecto al avance e intención de siembra de cebada en las diferentes zonas, la zona norte presenta un avance del 85% sobre las 180 mil ha estimadas. El objetivo principal de la siembra de este cereal es la liberación anticipada de los lotes destinados a la siembra de cultivos de segunda. En la zona centro, resta concretar un 50% de la superficie total estimada en 440 mil ha. La zona sur, con 135 mil ha proyectadas, lleva sembrado un 65% de la misma.
La diferencia observada en el avance, en las zonas centro y sur, es consecuencia de la mayor elasticidad en la ventana de siembra de la cebada.
Avance cosecha de Maíz
El retraso en la cosecha se debe principalmente a dos factores: siembra tardía y alta humedad ambiental. La zona norte presenta un 45% de área cosechada debido a una combinación de ambos factores. En las zonas centro y sur, con un avance de 25% y 15% respectivamente, el principal problema es el factor ambiental. Rinde promedio estimado 6.000 kg/ha; un 18% menos que la campaña anterior, esperándose máximos de 9.000 kg/ha en el partido de Gral. Villegas y 8.000 kg/ha en Rivadavia.
Los menores rendimientos se encuentran en la zona sur con mínimos de 2.500 kg/ha en los partidos de Bahía Blanca, Puán y departamento de Guatraché.
Producción Estimada: la superficie sembrada aumentó un 3%. Sin embargo, la caída del rendimiento esperado provocaría una disminución del 6% de la producción (5,73 a 5,4 M de tn). La estimación del rendimiento en el presente informe mejoró con respecto al anterior debido a la mayor proporción de lotes cosechados. Cabe aclarar que el 30% de la superficie sembrada en la zona norte y el 50% de las zonas centro y sur son destinadas a fines forrajeros.