Un cepo con el que perdimos más de U$S 400 millones

Así lo reflejó el relevamiento realizado por la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes y Derivados (CICCRA). Las restricciones no lograron frenar la suba de precios al consumidor.

Compartir:

Las restricciones a la exportación de carne vacuna implementadas por el gobierno Nacional en mayo de 2021 y que se extenderán hasta diciembre de 2023, no alcanzaron a frenar la suba de precios al consumidor según datos publicados desde la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes y Derivados (CICCRA) que lidera Miguel Schiaritti.
La entidad informó que en 2021 las exportaciones de carne vacuna alcanzaron las 571.200 toneladas, y que si el cepo a la comercialización no se hubiese implementado, el nivel de exportación habría ascendido a 645 toneladas. Todo esto significa que el país perdió de exportar alrededor de 74 mil toneladas de carne.
Por otra parte, los ingresos por estas transacciones alcanzaron los 2788,6 millones de dólares, un 2,3 por ciento de incremento interanual, cifras que hubiesen sido distintas sin las restricciones. La Cámara estima que sin el cepo se hubiese logrado un aumento del 17 por ciento, lo que serían ingresos de 3190 millones de dólares. Por lo tanto, Argentina perdió alrededor de 400 millones de dólares debido a las restricciones.

Destinos exportados
En el análisis de los destinos de la carne nacional, China es el principal país comprador. Del total exportado, que fueron 424.400 toneladas, el país asiático se llevó el 74,3 por ciento. El precio promedio declarado subió 6,7 por ciento, llegando a los 3963 dólares por tonelada.
El segundo destino de las exportaciones locales, fue Chile. En 2021 importó 33.607 toneladas, un 3,1 por ciento de aumento en comparación con 2020, y representó el 5,9 por ciento del total exportado por la Argentina. El precio promedio ascendió a 6.544 dólares por toneladas, ubicándose 16,2 por encima por encima del promedio correspondiente a 2020.
Por último, en tercer lugar se ubicó Israel, con 30.707 toneladas peso producto, un 11,4 por ciento de aumento en comparación con 2020, significando el 5,4 por ciento del total exportado al mundo. Por su parte, el valor unitario promedio fue de 6.818 dólares por toneladas, siendo el único destino en el cual se registró una caída interanual.

Precios al consumidor
En relación a los precios al consumidor, según Ciccra, los aumentos más importantes fueron en carne picada común con un 12,3 por ciento de incremento, falda un 7,6% por ciento, carnaza común un 3,8 por ciento, asado de tira un 2,9 por ciento, cuadril un 2, por ciento, picada especial 2,8 por ciento y roast beef 2,5 por ciento.
En consecuencia, desde la entidad señalaron que entre febrero de 2021 y enero de 2022 el precio promedio de la carne vacuna acumuló un alza de 53,5 por ciento, el del pechito de cerdo subió 45,5 por ciento y el del pollo entero aumentó 35,1 por ciento.
En relación a los valores de enero 2022 con los vigentes en febrero de 2020, último mes completo previo a la pandemia, los valores de los cortes vacunos aumentaron 164 por ciento, el del pollo 118 por ciento y del cerco 117 por ciento. (Agrovoz)


Compartir: