CARBAP: Ni reiterar errores y ni doble discurso

En las elecciones del domingo 14 de noviembre, el pueblo voto mirando el presente y el futuro- "Aprendamos del pasado" sostuvieron desde la entidad bonaerense y pampeana.

Compartir:

En un nuevo capítulo por la disputa del precio de la carne entre el Gobierno y la producción, desde Confederaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa se reiteraron los cuestionamientos a la política de carnes que se busca impulsar desde la Secretaría de Comercio.
“El mensaje de las urnas del domingo 14 de noviembre fue claro y contundente, la mayoría expreso que este no es el rumbo que quieren para nuestro país. Este no es el camino correcto y hay que cambiar el rumbo, eso han expresado las urnas”, precisó Horacio Salaberry, presidente de CARBAP, al dejar inaugurada una nueva edición de la Expo Junín, Buenos Aires.
Desde la entidad confederada aseguran que negar la realidad de nuestro país, hasta festejar una derrota en las elecciones intermedias, sin escuchar el mensaje de las urnas conlleva también a volver a tropezar con la misma piedra, y reiterar los mismos errores del pasado.
“Se puede festejar una derrota, lo que no se puede es desconocer el mensaje de las urnas” agrego Salaverri.
Casi al unísono, desde el Gobierno ayer expresaron dos mensajes contrapuestos que siguen sembrando incertidumbre entre los productores.
Por un lado el Secretario de Comercio Interior Roberto Feletti, en una entrevista a un diario capitalino habla de desacople de precios internacionales, intervención en un mercado de la carne muy atomizado y posible aumento de retenciones a los granos.
Sin embargo, el ministro de Agricultura, Julián Domíguez, desde el sur del país, en la Exposición de la Sociedad Rural de Lago Argentino, Santa Cruz, manifestó que el productor no es formador de precios en la Argentina, y que el Gobierno no está para provocar la debilidad del sector más débil de la cadena, que es el productor. Mismo Gobierno, Distintos discursos.
“Desde CARBAP rechazamos cualquier intervención al mercado. Decimos una vez más que la capacidad impositiva del campo está agotada y que las retenciones a las exportaciones nunca sirvieron para morigerar los precios internos y desacoplarnos de los precios internacionales, sino como una mera caja de recaudación adicional del Estado”.
Por último Salaberry recordó que “está de más decir, que es de necios volver a tropezar con los mismos errores aplicando políticas que ya han fracasado en el pasado”. (NAP)

 


Compartir: