La fina se recuperó en la región tras las ultimas lluvias

Mejoran las perspectivas para los cereales invernales debido a las lluvias ocurridas en la última quincena.

Compartir:

Según un reciente informe de la Bosa de Cereales y Productos de Bahía Blanca, la condición general de los cereales de invierno es muy buena a buena. Los sucesivos eventos de precipitaciones ocurridos durante el inicio de la primavera permiten el correcto desarrollo de los cereales durante la etapa de  encañazón/espigazón. En cuanto al estado sanitario, la mayor humedad presente a nivel de lote mantiene las condiciones propicias para el avance de enfermedades foliares, principalmente de roya estriada, bacteriosis y virus mozaico estriado del trigo.
Trigo
Elestado general del cultivo indica que el 2% de la superficie destinada a este cultivo comienza la espigazón (principalmente en la zona norte) y el 98% restante transita la encañazón.
Cebada
Por su parte en Cebada, el 45% se encuentra finalizando la encañazón mientras que el 55% restante comienza la etapa de espigazón.
Los pronósticos
Los datos obtenidos al 7 de octubre por la Red de Estaciones Meteorológicas de la Bolsa de Cereales y Productos de Bahía Blanca contabilizan 54 mm promedio para el mes de septiembre, 16% más al promedio 2016/20.
Las reservas de agua en el suelo son adecuadas en gran parte de la provincia de Buenos Aires en la previa al inicio de las labores de siembra gruesa (maíz y girasol principalmente). Cabe destacar que la disponibilidad hídrica disminuye hacia el oeste pudiendo ocasionar un retraso en el comienzo de la campaña estival.


Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •