Rural AR, la empresa que revolucionó las ventas ganaderas en la web

En 2020 la firma tuvo un crecimiento del 500% y se posicionó como líder en la comercialización on line de hacienda. “No tenemos un producto fijo, buscamos la alternativa para resolver la necesidad de venta que tenga cada cliente”, explica Elías Sánchez, Country Manager de la empresa.

Compartir:

Con un crecimiento del 500% en 2020, la empresa de software Rural AR demostró que de las crisis surgen valiosas oportunidades. Para este grupo de emprendedores que irrumpieron en el mercado ganadero primero, y luego se trasladaron a otros rubros, la pandemia fue un trampolín la expansión, que no dejaron pasar. Elías Sánchez, Country Manager de la firma especialista en brindar servicios tecnológicos para la comercialización de hacienda, habló de la gestación del emprendimiento y cómo planifican seguir creciendo en el espacio que CAMPO total radio le dedica a destacar acciones que nos invitan a ver “el medio vaso lleno” de la realidad.
– ¿Cómo nace Rural AR?
– Antes de Rural AR, existió Rural UY, porque esto nace en Uruguay, el fundador de la empresa se llama Mateo Capdevielle, y es quien arranca el departamento uruguayo de Salto armando una cartelera de remates. Luego se fueron sumando las transmisiones y fue creciendo, hasta que hace tres años Mateo cruzó el charco y empezamos a trabajar juntos en lo que es hoy Rural AR. Ya tenemos actividad en Chile y en Paraguay.
– La pandemia fue una oportunidad para algunos, como en el caso de ustedes.
– El crecimiento fue exponencial. Los clientes nos vienen convalidando, nos vienen acompañando cada vez más. En 2020 tuvimos un crecimiento del 500%, algo increíble. Hoy el equipo tiene casi 40 personas y se van a incorporar algunas más este año. Empezamos con una persona o dos en un escritorio, y acabamos de abrir una sucursal en Río Cuarto y estamos por abrir otra en Chaco.
– El abanico de servicios que ofrecen para una venta sea de una cabaña o de una consignataria es muy grande. ¿El secreto de la expansión pasa por ahí?
– Empezamos hace tres años, los dos años pre Covid, fueron básicamente recorrer todo el país y evangelizar sobre la tecnología que nosotros creíamos que se venía, que era un cambio que estaba latente, y la pandemia aceleró exponencialmente. Pero nuestro servicio es básicamente adaptarnos a este consignatario o a este cabañero que no está tecnificado o que no sabe de tecnología. No tenemos un producto fijo, un paquete cerrado, le damos la vuelta para resolver la necesidad de venta que tenga ese cliente en particular. Entonces, la gama es amplia. Pueden usar un call center y un teléfono para vender, o una botonera, o algún equipo auto administrado de bajo costo para transmitir su remate feria. Esa amplitud es lo que nos diferencia, porque nos permite resolver casos puntuales con tecnología.
– El desarrollo del emprendimiento debe haber sido más complejo en Argentina que en Uruguay.
– Cuando empezamos, la situación que viven en Uruguay es muy distinta, hizo crecer su red 4G y su red de fibra óptica mucho antes, con lo cual la cobertura es distinta. Acá en Argentina fue un trabajo de hormiga, de mapear cada cabaña, cada Sociedad Rural para ver qué conexión había, qué empresa era la que funcionaba, y empezar a buscar una solución de tecnología para cada lugar. Hasta llegar a hoy, que contamos con distintos tipos de antenas satelitales, con distintas bandas, con distintos equipos que potencian 4G y ya vamos mucho más seguros, con un plan A, un B y un C, al medio del campo a proponer una solución de transmisión.
– Una característica de la empresa es la gran cantidad de jóvenes que tiene. Es una bocanada de aire fresco para el sector.
– Tenemos un equipo muy lindo, el promedio es sub 30, tenemos chicos muy jóvenes en todos los puestos, por supuesto que también hay gente más grande que nos transmite su experiencia. Pero es un equipo que tiene mucho empuje por la juventud. Y además es un equipo multidisciplinario, porque tenemos desde programadores en todas sus áreas, hasta especialistas en streaming, audio y video. Otra característica es que de alguna manera, muchos tienen contacto con la ganadería o con la agricultura, por la familia o porque trabajaron directamente con el sector. Entonces todos tienen un poquito de campo también en la sangre. Y eso hace la diferencia en el equipo.
– Se pueden vender toros y vacas, pero también otros artículos, porque han trascendido la ganadería o el sector agropecuario.
– La tecnología que desarrollamos, como la botonera que permite el remate virtual, en el que la gente compra y opera 100% por internet, es un producto que se puede adaptar a cualquier artículo. Si querés vender un tractor, una vaca o lo que sea, el servicio y el software están adaptados para eso. Un ejemplo, es el remate mensual de vehículos que estamos haciendo con una firma de Córdoba con esta tecnología. Y ahora ganó exposición porque tienen que subastar la ida del país de Falabella y rematan unos galpones con un stock de 9.000 artículos, y lo van a hacer con nuestra tecnología.
– ¿Qué es lo que no puede faltar en Rural AR?
– La innovación. La idea principal es innovar, nunca frenar y siempre buscar cosas nuevas. En ese sentido, es fundamental el aporte de la sangre joven del equipo, que te empuja a buscar cosas nuevas. Buscar innovar todos los días, generar soluciones nuevas, hacer algo diferente que nos haga conocidos por nuestro servicio. Y así es como van saliendo siempre proyectos nuevos. El año pasado nos reconoció la Sociedad Rural Argentina con el premio Ag Tech Ganadero 2020, el premio a las empresas tecnológicas ganaderas, que fue súper importante, fue la frutilla de la torta que llegó en diciembre. Y uno de los premios será participar con un stand en La Rural de Palermo cuando se pueda hacer.


Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •