Retenciones: cuánto dinero del interior va a parar a la Casa Rosada

"Esta extracción compulsiva y portuaria representa alrededor de un 20 % de lo que origina por las exportaciones el interior productivo", destaca Nestor Roulet.

Compartir:

Las exportaciones totales del país en el primer semestre del 2020 fueron U$S 27.336 millones, de los cuales el 68 % (U$S 18.619 millones) corresponde al sector agroindustrial.
El consultor y productor Nestor Roulet analizó las exportaciones por complejos agroindustriales: “Observaremos que la generación de dólares se da por producciones distribuida a lo largo y ancho de todo el país”, destacó. “No solo el ingreso de los dólares de la agroindustria es originado por producciones de la pampa húmeda, sino que tienen una gran participación las producciones regionales”.
Esto va en linea con el informe que realizó la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de la Argentina (FADA), que a través del Monitor de Exportaciones Agroindustriales motró la relevancia de cada uno de las 31 cadenas involucradas.
Bajo este marco, Roulet calculó el aporte de dichos complejos por el derecho de exportación: “En el primer semestre del 2020 (el aporte de retenciones) superó los U$S 3.500 millones”. “Es dinero del interior productivo que fue a parar a las arcas del gobierno nacional”, agregó.
“Esta extracción compulsiva y portuaria representa alrededor de un 20 % de lo que origina por las exportaciones el interior productivo”, destacó Roulet.
“Hoy que está en discusión el tema de la ‘coparticipación’, hay que aclarar que este tributo (retenciones) no es coparticipable”, comenta y concluye: “El impuesto al puerto es una de las propuestas histórica de los unitarios, por lo que va directamente a la Casa Rosada (No a Ciudad de Buenos Aires) para ser manejado en forma discrecional por el Poder ejecutivo”.El Monitor de Exportaciones de FADA releva que las cadenas agroindustriales aportaron más de 3600 millones en derechos de exportación (DEX), en los primeros 6 meses del año. Esto se traduce en menos recursos para las regiones productivas que generaron la riqueza, ya que es un tributo que no se distribuye de manera automática por coparticipación a las provincias”, explica Nicolle Pisani Claro.
Por ejemplo, sólo en relación a cereales y oleaginosas, Buenos Aires dejó de recibir 1.019 millones de dólares y Córdoba 886 millones, en el semestre. Esto es menos inversiones, menos actividad económica, menos empleo regional. (Agrofy)


Compartir: