El mercado ganadero y el “depende” permanente

Como cada lunes en CAMPO total radio, Carlos Bodanza analiza los mercados ganaderos haiendo un resúmen de lo ocurrido en la semana pasado y algunos puntos sobre lo que vendrá.

Compartir:

Una vez el mercado volvió a mostrar que los análisis siempre llevan el prefijo “depende” a la hora de emitir un pronóstico. Tras terminar la semana con escasos 12 mil vacunos en el mercado, comparados con los 37 mil de la semana anterior, el factor climático volvió a meter la cola para que la supuesta sobreoferta no dijera presente y permitiera sostener al menos un precio de consumo que claramente tendía hacia la baja. Asi entonces las diferentes categorías respetaron los promedios de 93-95$ para los animales más livianos de consumo, mientras que la vaca siguió solicitada manteniendo el ritmo de compra mostrado semanas anteriores.
En cuanto a la invernada tampoco el ternero mostro diferencias, con una salida que entre pandemia, vacunación, lluvias, necesidades y otros menesteres que siempre entran en la cancha, sigue permitiendo una salida muy digna de los precios, más allá de que todo apunta a que los feed lot no podrán tener de aquí en adelante capacidad de mejora en los pagos.
Y como el depende manda, es imposible en una argentina con un dólar trepando sideralmente en apenas treinta días decir también cuál debe ser el precio de referencia de un novillo que tarde o temprano, históricamente termina copiando la moneda norteamericana al menos en sus comparaciones a nivel Mercosur.
Los remates en estos días van sumando alternativas donde una vez más vemos en cartelera remates físicos solo apto para compradores, que van manejando sus rutinas de trabajo, con los protocolos vigentes, mientras que todo el resto de baterías de remates virtuales, toman un vuelo y una vigencia que difícilmente puedan volver hacia atrás
Queda otro gran interrogante, que es justamente, qué pasará con los remates de genética, como funcionarán y que sentirán aquellos que históricamente pasaron sus tardes revisando toros o vientres, y hoy será una pantalla y la confianza hacia el vendedor, quienes decidan ofertas y pujas de un mercado –que otra vez- tendrá que mirar de reojo en estos días la moneda extranjera, para poner las tarifas al día en cuanto a valores de campaña.
Por eso la ganadería siempre depende, de quien la mire, de quien la produzca, de quien la venda y de quien termine o no haciendo negocios. Analizar un depende siempre termina siendo el desafio para quienes con pasión, seguimos el día a dia de este cada dia, más complejo mercado de valores.
Carlos Bodanza – Especial para CAMPO total radio


Compartir: