¿Cuáles son las claves para retener un colaborador destacado?

En una entrevista de Expoagro con el director de Capital Humano Agro, Federico Lyford-Pike, se habló de las estrategias para retener talentos en una empresa.

Compartir:

En una entrevista con el director de Capital Humano Agro, Federico Lyford-Pike, hablamos acerca de las estrategias para retener talentos en una empresa.
– ¿Qué significa tener un talento dentro de la empresa?
– Prefiero hablar de colaboradores destacados. Significa mucho para las empresas tener personas destacadas. Principalmente, por dos motivos: internamente sirven como ejemplo y como guía para los otros colaboradores; y externamente marcan una diferencia en la atención, ya sea a los clientes de la empresa como a los proveedores de la misma.
– ¿Cómo se los identifica?
– Un/a colaborador/a destacado/a se diferencia por varios motivos, no solo uno. Remarcaría lo siguiente: en principio, trabajan de buen humor y por ende, son compañeros accesibles. Esto se transmite y se contagia a los demás haciendo un círculo virtuoso. En segundo lugar, siempre están dispuestos a dar un poquito más de lo que se les pide, y en tercer lugar, si entienden bien el propósito de su tarea, demuestran iniciativa o inquietudes por tratar de hacer las cosas un poco mejor; y además, se toman el trabajo de plantearlo a sus superiores.
En este punto, debo hacer foco en que, si estos destacados colaboradores no tienen un buen jefe que les dé lugar, que los apoye, que fomente un buen ambiente de trabajo para que las personas expresen todo su potencial, muy probablemente no será posible que puedan marcar la diferencia. De modo que los buenos colaboradores tienen mucho que ver con los buenos jefes.
– Actualmente ¿los talentos se quedan menos tiempo en una empresa que antes?
– La respuesta es que sí. Entonces la pregunta es ¿por qué? Son muchos los motivos pero solamente mencionaré dos. En primer lugar, existen redes laborales que son muy potentes y en donde las personas tienen la oportunidad de mostrar sus capacidades y sus logros, y de esta manera, ser contactados por otros empleadores que busquen precisamente ese perfil. Y esto se da a nivel global. El mundo está lleno de oportunidades.
– En segundo lugar, sigue teniendo plena vigencia la máxima que postula que “los empleados no se van de las empresas, se van de malos jefes”. Ser un buen jefe, un buen líder en estos tiempos de permanentes cambios en las empresas y en el mundo laboral, es un gran desafío y además, no es nada fácil.
– ¿Cuáles podrían ser las estrategias para retener a esos buenos colaboradores?
– Son varias y las empresas están buscando formas de diferenciarse. Pero en general, tiene que haber un buen ambiente laboral, es básico y esto depende de la cultura de la empresa y de la figura del Gerente General, de su impronta en la manera de trabajar y de relacionarse las personas que conforman la empresa. En este sentido, siempre destaco la cercanía de los jefes con sus colaboradores, más aún en la etapa pos pandemia, donde todos hemos quedado maravillados con los contactos virtuales: WhatsApp, Meet o Zoom. Pero también es una gravísima mala práctica que ha dejado la pandemia, en lo referido a gestión de personas, que también se puede resumir diciendo que es gestión de emociones. Las emociones y sentimientos no se pueden expresar en formato de virtualidad.
Las personas deben saber con claridad cuál es su contribución a la empresa, cuál es el propósito de su trabajo y esto tiene que ver con la comunicación y la transparencia. Estos dos aspectos deben formar parte de la cultura de la empresa. Ya con estas pautas, tenemos unos cuantos criterios para pensar y reflexionar sobre cómo lograr que las personas permanezcan en las empresas. (Expoagro)


Compartir:

LOS TÍTULOS DESTACADOS DE LAS ÚLTIMAS HORAS ↓