Precios de la soja y el maíz: EEUU y el fantasma de la sequía

El mercado de Chicago venía consolidando su modo “bearish” (bajista) desde fines de 2022, tendencia que comenzó a revertirse en la primera semana de junio. ¿Estamos ante un cambio de tendencia? Por Pablo Adreani

Compartir:

El mercado de Chicago venia consolidando su modo bearish (bajista) desde fines de 2022, tendencia que comenzó a revertirse en la primera semana de junio. ¿Estamos ante un cambio de tendencia? ¿Qué posición han tomado los fondos? ¿Qué factor sería uno de los principales con impacto alcista sobre los precios?
Sin lugar a dudas que una sequía en los Estados Unidos aparece hoy en el radar de los operadores como uno de los principales factores que pueden revertir la actual tendencia bajista, que se quebró en la primera semana de este mes.
Desde fines de 2022 hasta mitad de mayo del 2023, el precio del maíz en Chicago acumuló una baja de U$S 57 por tonelada (U$S/ton), de 275 U$S/ton a 218 U$S/ton, equivalente al 21%. Desde mitad de mayo hasta el jueves de esta semana, el maíz subió 20 U$S/ton, equivalente al 9%, de U$S 218 a 238 U$S/ton. Aun así con esa suba, este último precio continuó 36 U$S/ton por debajo del máximo valor de fines de 2022.
La posición de los fondos en Chicago ha ido mutando. En estos momentos, la posición de los fondos “bajistas” está superando a la posición de los fondos “alcistas”. Hasta el momento, el mercado les ha dado la razón a los primeros, viendo cómo se consolidó la baja del mercado en el primer semestre de este año. Sin embargo, a partir de la última semana de mayo y primera de junio, los fondos alcistas aumentaron su posición de compras, en una estrategia jugada a la potencial suba del mercado.
En estos momentos aparece un foco de sequía en EE.UU., sobre los principales estados del midwest productores de maíz y de soja, como Iowa, Illinois e Indiana. Y este puede ser el factor alcista que pueden esperar los operadores de Chicago. El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (Usda) estima una producción de maíz americano 2023/24 de 388 millones de toneladas, un aumento de 40 millones con respecto a las 348 millones de toneladas producidas en el 2022/2023.
Las existencias suben 20 millones de toneladas, de 36 millones (2022) a 56 millones (2023). Cualquier impacto de sequía en los rindes podría disminuir la producción de maíz y reducir las existencias finales.

El precio de la Soja en Chicago
En el caso de la soja, Chicago acumuló una baja de 90 U$S/ton desde febrero de este año (564 U$S/ton) hasta el cierre del pasado 30 de mayo (474 U$S/ton).
En la primera semana de junio el mercado recupera U$S 27, cerrando a 501 U$S/ton, y este es el primer cambio de tendencia consistente que puede dar cierta esperanza alcista para el futuro cercano. Y aquí es también el clima, la eventual sequía, la que puede consolidar el rumbo alcista de esta primera semana de junio.
Analizando la posición de los fondos en soja en Chicago, hay un dato muy interesante. La posición de los fondos long (comprados) es muy similar en volumen de contratos a la posición de los fondos short (vendidos).
En harina de soja el volumen de la posición de los fondos comprados triplica la posición de los fondos vendidos. Y finalmente, en el caso del aceite, la posición el volumen de los fondos vendidos duplica la posición de los fondos comprados. A manera de resumen, la mayor participación de los fondos comprados en harina sustenta la teoría alcista. Por el contrario, la mayor posición de los fondos vendidos en aceite de soja sustenta la teoría bajista.
Y en el caso de la posición del grano de soja en Chicago, igual volumen de comprados que de vendidos, sugiere que el mercado tiene dos lecturas bien definidas. La verdad la sabremos con el correr del almanaque. Entramos en el típico weather market americano (mercado climático).
Durante los meses de junio y julio, se produce la floración de los cultivos de maíz y de soja, momento muy susceptible a déficits hídricos y elevadas temperaturas. Cualquier foco de sequía que se extienda, podrá tener impacto alcista sobre los precios. De cambiar el patrón climático y tener más lluvias, podremos consolidar los buenos rindes y la producción, con una potencial baja adicional en los precios futuros. (Agrovoz)


Compartir:

LOS TÍTULOS DESTACADOS DE LAS ÚLTIMAS HORAS ↓


[the-post-grid id="27102" title="Post gid de entradas 2023"]