Sorgo: Mas producción y mas demanda

En las puertas del inicio de la campaña de gruesa 2020/21, desde el área de Estudios Económicos de la BCP anticipábamos que el sorgo sería una gran revelación por las condiciones favorables que se presentaban en ese momento, tanto por su adaptabilidad a situaciones de déficit hídrico, como a las cotizaciones atractivas. Hoy en día, este noble cultivo nuevamente muestra sus bondades

Compartir:

La Bolsa de Cereales y Productos de Bahía Blanca distribuyó un pormenorizado trabajo especial sobre el Cultivo del Sorgo.
Precios, superficies y demanda son algunso de los temas que detallan la actualidad de un cultivo en crecimiento.
Dentro de los factores que potenciaron al sorgo – y al igual que lo que ocurre con muchos mercados de cereales y oleaginosos – se encuentra la fuerza de la demanda china. Recordemos que el gigante asiático destinó grandes esfuerzos para lograr la recomposición de su rodeo porcino, luego de las fuertes pérdidas generadas por la Peste Porcina Africana. Para tal fin, fue necesaria la adquisición de inigualables volúmenes de granos con destino forrajero, tales como el maíz, trigo, cebada y sorgo.
Por otro lado, el conflicto comercial que se suscitó entre China y Australia – proveedor habitual de sorgo – y la existencia de un Protocolo Fitosanitario para la Exportación de Sorgo suscripto entre el país asiático y Argentina, fue la llave que permitió a nuestro país incrementar notablemente los envíos del cereal.
El sorgo en el mundo: producción y comercio
La producción mundial de sorgo se encuentra en un proceso de expansión desde el ciclo 2019/20. La campaña 2020/21 alcanzaría las 62 M Tn, con un crecimiento interanual del 6,5%. Para el nuevo ciclo, el USDA estima un valor muy similar al máximo del 2014/15 de 65,2 M Tn, lo que implicaría una suba del 5,1% i.a.
Como es sabido, el principal productor es EE.UU., el cual alcanzaría las 10,8 M Tn en el ciclo 2021/22, es decir, 1,4 M Tn adicionales a la campaña anterior. En lo que respecta a crecimientos esperados para el nuevo ciclo, el segundo país que incrementaría fuertemente su producción es Argentina, con 950.000 Tn más, hasta alcanzar las 4,15 M Tn. Con esto, la participación nacional sobre la producción global pasaría del 5,2 al 6,4% para la campaña mencionada; mientras que para EE.UU. este porcentaje ascendería a 16,6% (+1,3 p.p).
Similar a lo que ocurre con la producción, las exportaciones globales vienen creciendo de manera continua desde la campaña 2018/2019. Para el ciclo 2020/21, los envíos mundiales alcanzarían las 9,8 M Tn, un 50% adicional a la campaña previa. Los tres principales exportadores mostrarían subas interanuales en la campaña 2020/21: EE. UU. (+2,6 M Tn), Argentina (+0,4 M Tn) y Australia (+0,2 M Tn). En base a las proyecciones del USDA, esta suba no parecería detenerse en el 2021/22, ya que se esperan nuevos incrementos para EE.UU. y Argentina de 1,1 y 1 M Tn, respectivamente, mientras que para Australia el aumento esperado es de 50.000 Tn.
Por otro lado, si se analiza la participación de los tres principales países sobre el total exportado, se observa que la cuota nacional sobre el total de envíos va en expansión, a la vez que la proporción de EE.UU. está decreciendo (a pesar de mostrar volúmenes de ventas mayores campaña a campaña).
Respecto a los principales importadores, China concentra más del 61% del total de compras a nivel mundial en las últimas 5 campañas.
Como se desprende, el crecimiento es exponencial desde el ciclo 2018/19. La suba para el 2020/21 fue del 110%, a la vez que se estima un 28% adicional para la nueva campaña (USDA-Junio 2021).
En conclusión, podemos decir que los volúmenes producidos de sorgo a escala global van en aumento en los últimos años, de la mano de las exportaciones que presentan una dinámica muy importante. Al igual que lo que ocurre con otros mercados de commodities, el rol de China es fundamental por el dinamismo que genera, así como también es importante observar de cerca cómo evolucionan las relaciones internacionales del gigante asiático con EE.UU. y Australia, dos de los principales jugadores en este mercado.
El rol de Argentina Al analizar particularmente la evolución que ha tenido el sorgo en Argentina a lo largo de las últimas campañas, se observa que a partir del ciclo 2013/14, tanto el área destina al cultivo como la producción obtenida han tenido una tendencia negativa. Sin embargo, la misma comienza a revertirse en el ciclo 2019/20, acentuándose la recuperación en el 2020/21, donde la superficie implantada tuvo un incremento del 27% i.a. y la producción del 32% i.a. Así, para el ciclo 2020/21 la superficie sembrada se estima en 950.000 Ha y la producción en 3,3 Tn (BC).
En cuanto a la evolución de las exportaciones nacionales de sorgo granífero, en el Gráfico N°4 puede observarse como en la última década las mismas han mostrado un marcado retroceso. Sin embargo, a partir del 2018 puede notarse un cambio de tendencia, mostrando una recuperación en la serie. Esto se refleja claramente en los datos del 2020, donde los envíos ascendieron a 623.283 Tn (+41,4% i.a), equivalentes a U$S 103,7 M (+55% i.a). A diferencia de lo que ocurrió en 2019, donde el principal país de destino fue Japón, con el 56% de los envíos, en el 2020 estuvo marcado por las entregas a China. El país asiático fue el receptor del 73,8% del total de las exportaciones nacionales de sorgo (INDEC). Por su parte, entre los meses de enero-mayo de 2021, los envíos totalizaron las 504.302 Tn (107,3 M U$S), donde el 83,5% se dirigió a China.
En lo que se refiere a las compras del sector exportador, las mismas muestran un comportamiento muy dinámico tanto para el actual ciclo 2020/21 como para la campaña venidera. Para el ciclo 2020/21, al 16 de junio dichas compras ascienden a 1,8 M Tn – vs 466.300 Tn a igual fecha del año previo – y las DJVE a 1,6 M Tn.
Para la campaña 2021/22, dicho sector ya ha comprado 267.300 Tn – vs 15.800 Tn a igual fecha del año previo.
Evolución de precios
Por último, al comienzo de este trabajo se mencionó que uno de los principales motivos que despertó el interés sobre este cultivo son sus precios atractivos. Las cotizaciones internacionales tanto de maíz como de sorgo han tenido tendencia positiva en el último año. Debe destacarse el diferencial de precios a favor del sorgo.
En la plaza local, los valores FAS y FOB han replicado las tendencias internacionales. Al 23/06 el FOB cerró en U$S/Tn 250 para la posición junio21-febrero22 (+68,9% i.a), mientras que para la posición marzo22-mayo22 el valor asciende a U$S/Tn 270.
Sin dudas, como hemos marcado en otras oportunidades, la firmeza de la demanda china junto con los atractivos precios configura una gran oportunidad para Argentina. ¿Podrá el sorgo recuperar/mantener la importancia que ha sabido tener campañas atrás?


Compartir: