“La soja hoy es un tren alcista que parece muy difícil de frenar”

El especialista Pablo Adreani en su espacio de cada lunes, analizó en CAMPO total radio el mercado de soja y de maíz y dejó buenas noticias y algunos interrogantes. “No descarto una soja de 400 dólares”, dijo

Compartir:

Otro lunes que en su habitual columna en CAMPO total radio el especialista Pablo Adreani trae buenas noticias de los mercados. Pero, como siempre, la charla excede los datos puntuales y el consultor se mete de lleno en el terreno de las expectativas y los interrogantes que plantea esta actualidad alcista.
“Van varias semanas que venimos dando buenas noticias, siguen muy firmes la soja y el maíz. Empieza a asustar esta suba tan consistente. Y hay que darle la razón a los fundamentos, que son una oferta y una demanda 2021/22 muy ajustada. Porque la demanda mundial no para, y si bien no tenemos la proyección de producción del USDA, te das cuenta que no le cierra”, explicó el especialista.
– En este mismo espacio habíamos planteado que el mercado iba a tener que sincerarse, sobre todo con las expectativas de los stocks.
– Ese es un punto. Y el otro es qué ajusta Estados Unidos para que le cierre el blanco. ¿Ajusta molienda doméstica para abajo o exportaciones de soja? Creo que ajustará la exportación, no su consumo interno. Por eso estamos esperando el informe del USDA, que va a ser el primero en el que va a estimar la producción de la campaña 2021/22.
Expectativa
En el mes de mayo de cada año, el USDA publica el primer informe de la próxima campaña. En este 2021 la fecha prevista es el miércoles 12 de mayo. Y la confección del informe esta vez se da en un contexto muy complicado. “Las siembras de soja y maíz en Estados Unidos siguen atrasadas. Están teniendo en plena primavera temperaturas de menos 1 grado, de 0 grados y de 4 grados como mucho. Entonces, ¿quién siembra con esas temperaturas?”, planteó Adreani.
“El arranque no es bueno. Por eso la expectativa del mercado”, indicó el especialista. Para luego sumar un dato bien fresco y tan llamativo como alentador: “Hoy a la mañana vi que los fondos de inversión en Chicago entraron otra vez a comprar. No es que están liquidando posiciones, no están vendiendo lo que compraron de la campaña de soja vieja -que la posición de los fondos para poder salir vence el 30 de junio-, sino que volvieron a comprar. Con lo cual son alcistas”.
En este sentido, Adreani alertó que se puede dar algo inédito: que los fondos salgan con un mercado alcista. “La verdad asusta ver cómo se comporta el mercado, porque estamos en una soja de 350 dólares y la cosecha recién está en el 10%. Entonces surge la pregunta del millón: ¿llegará a 400? No lo descarto. Habrá que ver qué cisne negro aparece para frenar este tren alcista que viene con todo el envión”.
– ¿Por qué decís que te asusta?
– Porque los fondos no están saliendo, están duplicando y triplicando la apuesta. Los fondos de cosecha vieja van a tener que salir antes del 30 de junio, y si se da de que cuando salen a vender su posición vieja de soja el mercado no baja, chupan todo. Puede ser una mini bomba de tiempo, pero vayamos paso a paso.
– ¿Alguna recomendación para el productor?
– Hoy los productores ya llevan vendidos 5,9 millones de toneladas de soja de la nueva cosecha, volumen equivalente a sólo 13% de una producción estimada en 44 millones de toneladas. En la cosecha anterior la estrategia fue vender más maíz y más trigo y quedarse con la soja como reserva de valor. La diferencia es que en la campaña anterior el precio de la soja en cosecha (abril 2020) llegó al mínimo de 210 dólares la tonelada y recién en noviembre llegó al valor de 345 dólares. Este año, en cambio, el precio de la soja disponible en plena cosecha cotiza a 353 dólares por tonelada, y es probable que el productor tenga la misma estrategia que en la campaña 2020. Vender los cereales y guardar la soja. Lo que no sabemos es si en esta cosecha se comportará el mercado de la misma forma que durante el año anterior. Entonces, la recomendación es la misma para cada semana que vemos que el mercado sube, que espere y mire, que no se apure a vender. Pero que tampoco se quede dormido.
– El maíz viene muy firme también.
– Es el gigante dormido y lo están despertando. Y es el segundo candidato al Oscar de la suba. Hay datos que indican ya que Estados Unidos estaría importando maíz argentino, se habla de 200.000 toneladas que van para los consumidores de alimentos balanceados de Carolina del Norte. Eso se da porque el precio del maíz argentino les resulta más barato que el americano y además porque están disponibles las 200.000 toneladas. Hay que entender la magnitud de lo que está ocurriendo: Estados Unidos, que produce 380 millones de toneladas de maíz, no está comprando 200.000 toneladas. Es como que están complicados.


Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •