Una gira muy productiva por EEUU

Se realizó un viaje de capacitación organizado por ACA. La Cooperativa Rural Alfa y la de Cascallares formaron parte de la recorrida.

2

A mediados de septiembre, la Asociación de Cooperativas Argentinas organizó a través de Coovaeco el tradicional viaje anual de capacitación para integrantes de sus entidades asociadas. Esta vez el destino elegido fue Estados Unidos y entre las 25 cooperativas participantes de la gira productiva, se encontraban la Alfa y la de Micaela Cascallares. Fue Juan Ouwerkerk, presidente de la primera institución, quien describió los aspectos más relevantes de la excursión por Norteamérica, que incluyó visitas a puertos, cooperativas, al USDA, a la bolsa de valores de Nueva York y a la financiera Morgan Stanley.
Zen-Noh Grain Corporation
La primera para de la gira fue el Elevador de Granos que Zen-Noh Grain Corporation tiene sobre el río Mississippi en la ciudad de Nueva Orleans.
“Es el elevador de carga más eficiente y más moderno que tiene Estados Unidos. Está destinado a la descarga de barcazas que bajan por el río con maíz y soja que luego es cargada a los barcos. Las instalaciones son impresionantes: tiene 12 kilómetros de redlers (cintas transportadoras) de 1,80 metro de ancho, y motores eléctricos de 1100 Hp para mover toda la red”, explicó Owerkerk.
“Allí descargan las barcazas, la mercadería va a los silos, se acondiciona, y se cargan los barcos que salen por el Golfo de México. El trabajo es continuo, hay actividad las 24 horas 363 días al año, ya que sólo no funciona el elevador el 4 de julio (día de la independencia de EE.UU) y Navidad. Cada barcaza carga 1500 toneladas y tardan 45 minutos en vaciarlas. Se cargan 300 barcos por año, son 20 millones de tonelada por año”, agregó el presidente de Alfa. “Tiene más de 200 empleados, con la particularidad que ninguno está sindicalizado. Los trabajadores tiene dos días libres por semana, pero si quieren saltear el descanso, pueden ir a cumplir tareas”, completó. El dato de mayor peso que destacó Ouwerker fue el costo de transportar los granos. “El elevador trabaja con barcazas que llegan de hasta 700 millas río arriba, unos 1130 kilómetros, y el costo de flete de la barcaza es de un dólar por tonelada para recorrer esa distancia. Para tener una idea, nosotros para mandar granos al puerto de Necochea, hablamos de 15 dólares la tonelada para hacer 150 kilómetros. Entonces la eficiencia que tienen en Estados Unidos es demoledora”.
Y aporta otro dato que marca la eficiencia: “Hablamos de 12 kilómetros de cintas transportadoras de granos y no volaba nada de polvillo en todo el sistema. Porque hay aspiradores que están permanentemente trabajando y con ese polvillo elaboran pellets con 8% de proteínas, que se los venden a los feed lote y a los criaderos de cerdos y pollos. Es decir, no desaprovechan ni el polvo”.
Ceres Solutions
Otro de los destinos de la excursión productiva fue la vista a la cooperativa Ceres Solutions ubicada en el estado de Illinois. “Hay varias similitudes con nuestras cooperativas, porque para ellos es tan finito el número que se gana comercializando cereal y vendiendo insumos que están buscando la manera de brindarle nuevos servicios al productor para lograr retenerlo. Y la que visitamos se especializaba en tecnología”, contó Juan.
“Tiene un galpón enorme de agroquímicos que era autoservicio pero a granel. Allá no usan ya bidones, sino que el productor va con un carro o con el fumigador, y se lo cargan con un surtidor. En caso de que el socio vaya cuando la cooperativa está cerrada, pasa una tarjeta con la que se abre el portón y la vuelve a pasar una vez que ya cargó los insumos y se le debita de su cuenta”, indicó.
“También tiene una celda muy grande de fertilizantes, y ahí el socio va con la receta que le dio el agrónomo, se le hace la mezcla –que está todo automatizado- y se le descarga directamente en el camión”, agregó.
“A lo que apuntan es a dar un servicio rápido y eficiente. La velocidad en la logística es un punto fundamental para ellos”, completó.
La cooperativa Ceres Solutions cuenta con 900 socios y tiene una facturación similar a la ACA. “Hablamos de 20 millones de toneladas de exportación, un movimiento muy importante”.
Ouwerkerk destacó el uso de la tecnología que observaron en la cooperativa. “Allá todos los productores hacen análisis de suelo. Y el método no son los cuatro o cinco pinchazos por hectárea como se hace acá, sino que tienen un robot que hace 100 pinchazos por hectárea georreferenciados. Esta práctica se repite cada tres años, siempre en los mismos lugares para que los datos sean lo más correctos posibles”, comentó.
“Otro servicio novedoso que prestan tiene que ver con la información satelital del estado de los lotes. Por ejemplo, si se observa una mancha rara en un sector, mandan un dron que logra una fotografía en muy alta resolución que se puede utilizar para detectar cuál es el problema”. Universidad de Purdue
Otra parada en el Estado de Illinois fue la de la prestigiosa universidad de Purdue. “Tiene 45.000 alumnos, y estudiar ahí, para los habitantes de Illinois, les cuesta 20.000 dólares por año. Si sos de otro estado o extranjero, te sale el doble”, comentó.
“Uno de los trabajos que nos mostraron en la universidad tiene que ver con el consumo sustentable. Los americanos han triplicado en los últimos años el consumo de productos sustentables. No se refieren a orgánicos, sino productos que fueron producidos cuidando determinados procesos relacionados con el cuidado del medio ambiente y también con el bienestar animal, por ejemplo”, indicó Ouwerkerk.
Y agregó: “Después de dos años de investigación realizada por la universidad, de distintos trabajos y relevamientos, se llegó a la conclusión que el consumidor estaba dispuesto a pagar entre un 10 y un 15% más por un producto producido sustentablemente”.
En este sentido, uno de los disertantes de la universidad aseguró que “en Estados Unidos, Mac Donald´s ya está pagando un poco más por la carne producida con ciertas prácticas relacionadas con el bienestar animal y cuidados del ambiente”.
USDA
La escala en Washington, entre otras actividades, incluyó la visita al Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (en inglés, United States Department of Agriculture, USDA) que tiene como propósito desarrollar y ejecutar políticas de ganadería, agricultura y alimentación. Y realizar las distintas estimaciones de producción.
“Tuvimos contacto con cuatro especialistas y entre las cuestiones que conversamos nos explicaron cómo realizan la recaudación de información para elaborar sus informes. Y es cierto que la información viene con casi dos meses de retraso, y tiene que ver por cómo hacen el relevamiento”, comentó.
“Pero destacaron que en los últimos 30 años las predicciones que hace el USDA, en promedio, tienen un error de más menos 3%. Ese es el error histórico en tres décadas”, finalizó. (LVP)