En La Escondida se vieron todos los compradores

El 11º remate anual de La Escondida de Zuberbühler superó las expectativas. En menos de media hora se vendieron los 54 toros Angus que salieron a la pista con un promedio para destacar: 96.000 pesos. “Estamos más que satisfechos”, sintetizó el cabañero Jorge Castro Madero

Compartir:

La prueba de que los toros de La Escondida de Zuberbühler volaron fue que por lo menos tres productores ganaderos tresarroyenses se sorprendieron al llegar al predio de la Sociedad Rural y ver que ya no quedaban reproductores para vender. Entre que se decidió empezar un rato antes de lo previsto con la subasta, y que las ventas tuvieron una agilidad notable, en menos de media hora los 54 Angus PC encontraron nuevos dueños.
En una tarde espectacular desde lo climático, la cabaña chavense concretó su 11º remate anual que tuvo un resultado más que satisfactorio. Se superó las expectativas que los organizadores tenían en un remato ágil, excelente calidad en la torada, y un resultado muy bueno.
En un momento complicado del país y en el que se hace difícil evaluar resultados por el contexto, la calidad de la torada mostró una evolución en la última década y en la actualidad muchos de los que compraron lo vienen haciendo de años anteriores. Las manos abundaban y ni bien entraba los toros a la pista ya aparecían las ofertas. La verdad… espectacular.
Con plazo de 90 días o 5 cuotas, éstos fueron los números bajo en martillo de Alfonso Monasterio y Jorge Rodríguez:


Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •