La campaña triguera comenzará con lluvias normales

La siembra de trigo está próxima a comenzar y el contexto climático parece jugar a favor del cereal.

20

Tras un verano que dejó fuertes recargas de humedad en los suelos, que incentivan la implantación de este cultivo, lo que resta del otoño, el invierno y la primavera asoman con lluvias en torno al promedio histórico, que garantizarían una campaña con rindes también en torno a la media.
El Informe de Perspectivas Climáticas Estacional de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires asegura que “el escenario más probable” para los próximos meses, con un 70 por ciento de probabilidad, es que continúe un estado “Neutral Levemente Cálido” en el Océano Pacífico Ecuatorial. Es decir, no se registraría el fenómeno “El Niño”, pero tampoco “La Niña”.
De acuerdo con este reporte, la porción ecuatorial del Pacífico presenta un débil calentamiento, mientras que el litoral americano se encuentra frío, debido al avance hacia el norte de la corriente marina fría de Humboldt.
Del lado del Atlántico, en tanto, se registran “fuertes perturbaciones”: la porción subtropical observa un marcado calentamiento, causado por el avance hacia el sur de la corriente cálida del Brasil, mientras que la porción meridional se encuentra levemente por debajo de su temperatura normal, debido al avance hacia el norte de la corriente fría de Malvinas.
Proyección
“La persistencia de esta combinación de factores contrapuestos genera la perspectiva que el final de la campaña agrícola 2018/2019 y el inicio de la campaña agrícola 2019/2020 continúen desarrollándose en un escenario climático regional cercano al promedio, pero con marcadas perturbaciones locales”, indica la perspectiva elaborada por el climatólogo Eduardo Sierra.
· Mayo: Las precipitaciones mostrarán un promedio regional cercano a la media. No obstante, un foco local de gran intensidad se mantendrá sobre el norte del Paraguay, el centro-sur del Brasil y el extremo nordeste de La Argentina, causando fuertes lluvias sobre las cuencas de los grandes ríos Paraguay, Paraná y Uruguay, lo cual podría agravar los excesos hídricos e inundaciones que afectan al área. Desde el punto de vista térmico, se observarán fuertes contrastes, con un foco frío sobre el oeste del Paraguay y zonas lindantes, y un fuerte calentamiento del litoral atlántico.
· Junio: Las precipitaciones mostrarán un promedio regional cercano a la media, con perturbaciones locales de leve intensidad, no observándose fenómenos extemporáneos.
· Invierno: Las precipitaciones continuarán mostrando un promedio regional cercano a la media. Sólo una franja ubicada sobre el este del Paraguay, el nordeste de La Argentina y el sur del Brasil y el extremo norte del Uruguay observará valores moderadamente sobre lo normal. Los contrastes térmicos se moderarán, pero las irrupciones de aire polar se harán frecuentes e intensas, generando un alto riesgo de heladas, que podrían llegar hasta el norte de Argentina.
· Primavera: Las precipitaciones continuarán mostrando un promedio regional cercano a la media, pero se mantendrán algunos riesgos locales. Una amplia extensión con registros moderadamente a fuertemente superiores a lo normal abarcará el este del NOA. La temperatura ascenderá, asumiendo valores algo superiores a lo normal, al mismo tiempo que las irrupciones de aire polar reducirán gradualmente su alcance e intensidad.(Agrovoz)