Avanza la hoja de ruta del trigo hb4

Se acordó en el Mercosur un mecanismo para bajos niveles de Organismos Genéticamente Modificados (OGM).

17

El Mercosur quedó a un paso de convertirse en el primer bloque regional en contar con un mecanismo unificado para prevenir la ocurrencia en bajos niveles (LLP, por su sigla en inglés) de Organismos Genéticamente Modificados (OGM). Tras los avances registrados esta semana, la normativa regional podría contar con su aprobación definitiva tan pronto como en junio.
La adopción de un criterio unificado en todo el bloque es parte de la hoja de ruta que se había acordado para avanzar en la aprobación del evento desarrollado por Bioceres.
El camino sobre el que está trabajando la comercialización, en conjunto con Agroindustria, es de largo plazo. Es por ello que persisten entre las partes involucradas algunas diferencias, ya que desde la empresa rosarina buscan avanzar en una aprobación condicionada para continuar con el desarrollo de la tecnología en la Argentina.
Low level presence
La elaboración del mecanismo regional corrió por cuenta de la Comisión de Biotecnología Agrícola del Mercosur, que se reunió en Buenos Aires esta semana. El proyecto de norma ya fue aprobado también por el Grupo de Trabajo N°8 (Agricultura) de la región, que se reunió al mismo tiempo en la sede de la cartera de Agroindustria de argentina.
Con esos pasos, la iniciativa ya fue elevado al Grupo Mercado Común, que se reunirá en junio para definir su entrada en vigor.
Enfrentar eventuales barreras comerciales
La Secretaría de Gobierno de Agroindustria recibió el 7 y 8 de mayo a representantes de los gobiernos de Brasil, Paraguay y Uruguay que integraron la IV Reunión de la Comisión de Biotecnología Agrícola de Mercosur.
Uno de los objetivos centrales del encuentro era justamente cómo enfrentar la posibilidad de barreras comerciales derivadas de la presencia en bajos niveles de OGM, que fueron aprobados asincrónicamente dentro del bloque, tanto en el comercio intra como extra Mercosur.
Al inaugurar la reunión, el secretario de Alimentos y Bioeconomía, Andrés Murchison, resaltó la importancia comercial y política de hallar consenso en ese tema tras los dos años de trabajo invertidos hasta el momento.
Esta cuestión, que ya fue planteada por organismos multilaterales como el Codex Alimentarius y la OECD, se conoce como LLP (por las siglas en inglés de Low Level Presence) y es actualmente una de las prioridades en materia de biotecnología para la cartera agroindustrial nacional. Argentina fue uno de los primeros países del mundo en abordar la cuestión en su normativa, a través de la Resolución 26/2018 de la Secretaría de Alimentos y Bioeconomía.
Si no hay inconvenientes inesperados, el Mercosur será el primer bloque regional en tener una herramienta de esta naturaleza, lo que, según promociona el Gobierno, potenciará “su fortaleza como bloque comercial en lo relativo a los productos agroindustriales”.
En la reunión, los países también intercambiaron información sobre nuevas aprobaciones y regulaciones de productos biotecnológicos y sobre la estrategia de relacionamiento con terceros países en estos temas. (Agrofy)