La Fiesta del Trigo anunció los reconocimientos

Se dieron a conocer quienes son los destinatarios de la Espiga de Oro, reconocimiento al Peón Rural, Agricultor pionero y Peón Rural de la 50º edición de la celebración. Los galardones se entregarán el día sabado

44
Compartir:

La 50º edición de la Fiesta Provincial del Trigo tiene sus destacados. Como cada año se dieron a conocer a los reconocimientos como Agricultor pionero, Maestra rural, Peón Rural, y la Espiga de Oro.
Precisamente el galardón emblemático de la Fiesta del Trigo fue para el ingeniero agrónomo Fernando García Una persona con bajo perfil pero sumamente valiosa para el mejoramiento del trigo en toda su gama. Con más de 300 presentaciones en diferentes jornadas, congresos y simposios en diferentes puntos del país y en el exterior.
Docente de la UBA e invitado en otras universidades del país, miembro de la comisión académica de la escuela de pos grado “Alberto Soriano” de la Facultad de Agronomía de la UBA. Fue becado por diferentes instituciones en los Estados Unidos y ha sido fundamental en el mejoramiento de los suelos y los cultivos.
Director Regional del IPNI Cono Sur, el doctor Fernando García es merecido ganador de la Espiga de Oro en esta edición de los 50 años de la Fiesta Provincial del Trigo.
Mención Especial
El Criadero Klein S.A.recibió una mención especial, se trata de una empresa familiar cuya trayectoria centenaria se ha abocado a la investigación y mejora de la genética del trigo, traspasando las fronteras del país al extenderse su reconocimiento en el vasto territorio de Latinoamérica.
Por su invaluable aporte al agro en sus cien años de permanencia en el mercado, es mención especial de la Espiga de Oro este destacado criadero, recibiendo la distinción su presidente, el Señor Gustavo Klein.
Agricultor Pionero
A don Benito Sorensen quien tiene más de 50 años de trabajo en el campo “Santa Rosa” como productor agropecuario, Benito es un verdadero pionero en este rubro. Junto a su esposa, Renee Olesen, no sólo formaron una gran familia con valores y el trabajo como bandera, sino que además constituyeron una Sociedad de Hecho que aún hoy sigue vigente para organizar la producción en el campo.
Agricultor y ganadero por excelencia, supo nutrirse de la sabiduría de Orlando Hurtado para trabajar la hacienda. Junto al mencionado Hurtado y Olga Bianchi fueron artífices de la fusión entre las Cooperativas La Pampa y Cascallares, marcando un hito en el cooperativismo. Reafirman su impronta sus más de 50 años como directivo de la Agrícola Ganadera y el haber sido un verdadero puntal en el apoyo a la Escuela Agropecuaria, cuyo gimnasio (“Los Dos Benitos”) lleva estampado su nombre junto al de Benito Ibsen.
Merecido reconocimiento para quien fue dejando la agricultura en manos de sus tres hijas, pero que aún hoy a los 82 años sigue al frente de la ganadería en su establecimiento agropecuario.
Maestra Rural
El reconocimiento como maestra rural fue para Gloria Errea quien tras estudiar magisterio, comenzó su trabajo como directora rural de la Escuela Nº31 de Lin Calel.
Esa experiencia marcaría su destino como docente rural, ejerciendo en distintos lugares de la Provincia de Buenos Aires, como Tandil, “El Gualicho” en Las Flores, “El Triángulo” y Hueso Clavado, escuela en la que había estado y pidió volver a ejercer. Por su dedicación y gran vocación de servicio, se entrega este reconocimiento a quien dedicó su vida a educar en el campo.
Peón Rural
El reconocimiento como peón rural fue para don Edgardo Alberto Miguens que nació el 25 de Noviembre de 1946 en la ciudad de Tres Arroyos, y al mes de vida, ya se encontraba viviendo en la estancia Santa Isabel donde sus padres eran empleados rurales. Cursó sus estudios primarios en la Escuela N°31 de Lin Calel y comenzó su vida laboral desempeñándose como tractorista en el establecimiento que lo vio crecer, donde residía con sus padres.
En el año 73 contrajo matrimonio con doña Stella Maris Palmieri, con quien tuvo 3 hijos. En el 74 fue nombrado encargado de la Estancia Santa Isabel y La Milonga. En esta nueva etapa se dedicó a la producción agrícola y a la ganadera. Tras 44 años de continua labor al servicio de la producción agropecuaria en el mismo establecimiento, se entrega esta distinción a un hombre cuya incansable trayectoria es ejemplo a seguir en la cultura del trabajo.


Compartir: