La semana y los números de Liniers

En el Mercado concentrador de Haciendas de Liniers hubo una oferta de 25.578 animales en la semana con una plaza firme que continúa en plena recuperacion de valores.

65

La semana de negocios comenzó en el Mercado concentrador de haciendas de Liniers, en pleno barrio porteño de Mataderos con un ingreso muy pobre (322) con precios fueron similares a los del cierre de la semana previa, obviamente de acuerdo a la calidad de cada conjunto.
El martes fueron 6.846 escasos animales lo que marca que ésta oferta sumada a la directa que acusan supermercados, frigoríficos y matarifes; potenció la plaza de forma tal que por novillos, novillitos y vaquillonas hubo precios récord. La escalada de los valores desde las primeras ventas de la mañana hasta las últimas subastas fue llamativa. Novillitos livianos de 338 kilos llegaron a $75, loa medianos de 359 a $73, vaquillonas livianas de 312 kilos a $73,50 y vaquillonas medianas de 363 a $62. Además el novillo liviano llegó a $69 y promedió en ese renglón (431 y hasta 460 kilos) los $63,50.
En la jornada del miércoles en Liniers y con una oferta de mas de 8 mil animales, la demanda trabajó con interés por toda la hacienda encerrada y la plaza mostró subas de 3% a 4% para novillos, novillitos y vaquillonas. Se pagáron $71 por novillos de 436 y $77,20 por novillitos de 320 kilos de nuestra región. Las vaquillonas alcanzaron los $75 por un lote de 309 kilos y por vacas de 435 kilos se pagó $65,20.
Las fuentes consultadas sostienen que el faltante de hacienda gorda es muy importante y los compradores lo están haciendo notar con los precios. Hoy no hay consumo liviano ni novillo y en este contexto sólo puede frenar esta escalada de valores la deprimida capacidad del bolsillo de los consumidores. Mientras tanto el índice promedio del novillo del mercado superó éste miércoles los $60.
Con un jueves sin remates especiales, llegaron éste viernes al mercado 10.177 animales. La entrada fue la más importante de la semana, pero no alcanzó para una demanda muy necesitada que convalidó los precios del miércoles. El consumo liviano alcanzó nuevamente los $74 de máximo corriente tanto en machos como en hembras. Mejoró la vaca un 3% y marcó tope récord de $66 por un lote de 431 kilos (vaquillonas con kilaje de vaca).
El novillo, por otra parte, mostró un leve recorte contra el miércoles. Los livianos, hasta 460 kilos perdieron un peso, y los pesados sufrieron quebrantos de $2 a $3. En esta categoría hubo más selectividad porque los ofrecimientos en volumen fueron pobres pero la calidad no alcanzo a la del miércoles.
Como contrapartida, los matarifes ya muestran cierta preocupación por la dificultad que tienen para colocar la carne. Una media res de consumo de 330 a 340 kilos se baja entre $140 y $145 y “el mostrador” comienza a mostrar algunas trabas para asimilar los nuevos precios y hay menos fluidez en las ventas, pero el consumo se mantiene.
Ni mucho ni poco, ni caro ni barato. Simplemente oferta y demanda.
Ésta fue la semana en números en Liniers: