Lluvias que quiebran la estadística: la explicación del SMN

Las lluvias vuelven a quebrar las estadísticas con numerosas consecuencias. Los acumulados llegaron a superar los 400 mm en las zonas afectadas.

24

Hay mucha preocupación de los productores agropecuarios en Chaco, Santiago del Estero, Corrientes, Santa Fe, Entre Ríos y provincia de Buenos Aires. También se han reportado inconvenientes en Córdoba. En algunas localidades del país las pérdidas son totales”, se desprende de un comunicado de CONINAGRO.
Desde el Servicio Meteorologico Nacional (SMN) excpliaron que El Niño todavía no está declarado oficialmente ya que no se ve un acople con la circulación, pero si toda la zona del Pacífico Ecuatorial central está más caliente que lo normal por lo que algo debería, en parte, estar influenciando.
“En nuestros pronósticos climáticos trimestrales ya se podía prever la posible ocurrencia de excesos localmente importantes, que se vienen dando inclusive desde la primavera pasada”, comentó José Luis Stella del Departamento de Climatología del SMN.
Esta estimación se basa en un análisis estadístico tomando el criterio de la TSM en la región niño 3.4 para definir las fases cálidas, frías o neutrales y luego comparar y relacionar con los datos de lluvia y temperatura en nuestra región en las diferentes estaciones del año: “Con esta información uno podría anticipar el comportamiento de estas variables a mediano y hasta largo plazo”.
Pero no todo es Niño o Niña: “Ante un posible niño, de característica débil y todavía no declarado oficialmente, y aunque estuviera ya presente, existen en la atmósfera otros forzantes de menor escala que pueden provocar patrones de circulación muy anómalos que causan extremos en lluvia y/o temperaturas, como bien se viene dando desde que comenzó el verano meteorológico”.
Estos forzantes son de la escala intraestacional (30-60 días) y sinóptica (días a semanas) básicamente. Ante esta situación siempre es recomendable el seguimiento de los pronósticos a más corto plazo (días) el semanal y quincenal relacionado al impacto que se hace desde el SMN.
Conclusión
En resumen: “Desde que comenzó el verano se está observando una circulación bastante variable, no tan típica de verano, por momentos muy persistente (que puede estar asociada a bloqueos atmosféricos) que provoca que llueva siempre en una misma región”. En diciembre fue muy afectado el sur del Litoral, noreste de Buenos Aires.
“Ahora en enero las lluvias quedaron más limitadas al norte con un frente semiestacionario que es el causante de la concentración de lluvias en dicha área”, explicó Stella.
También se puede ver estas condiciones extremas en las temperaturas. Un comienzo de diciembre sorpresivamente frío, un final de diciembre muy cálido, enero muy frío sobre el centro y sur de Argentina y extremadamente lluvioso sobre el noreste: “Son patrones muy extremos”.
“En general este tipo de situaciones se explica por la variabilidad intraestacional que está siendo muy activa, que en un evento El Niño bien definido debería estar mucho más apagada”, concluyó Stella. (Agrofy)