Atigue no se achicó en la segunda vuelta

La cabaña ubicada en Juan A. Pradere -Pdo. de Patagones- concretó ayer su 2º Remate Anual Angus y Hereford

45

Tras un exitoso primer remate, la firma Gualdesi Hnos tenía una vara muy alta a la hora de las comparaciones. En un país diferente, sin la condiciones de hace un año atrás, la propuesta volvió a mostrar solidez, quizás con más trabajo y con menos “explosividad” pero con resultados que muestran que en el contexto, hubo buenos precios y una gran oferta que fue vendida prácticamente en su totalidad.
Cabaña “Atigüe” puso toda la carne al asador y no solo la del almuerzo, sino la de su producción, con pedigrees destacados y en un gran número, donde muchos lotes provenían del mismo núcleo de la cabaña, compartiendo en algunos casos, propios terneros y terneras para un futuro en sociedad.
Así con un gran número de pedigrees en las dos razas y en ambos sexos, el trabajo del martillo fue encontrando manos y tarifas, para redondear buenos valores en un remate que no tuvo las condiciones de la primera edición pero que en los 180 días en este contexto actual o el año con tasas muy inferiores a las bancarias, también permitieron que las manos tuvieran la confianza para encarar inversiones en plena tormenta.
Controlados, registrados, todos fueron saliendo, sin apuro pero sin pausa, con los nuevos valores de campaña, que significaron seguramente un achique en los números y así, hasta la hora de los vientres que tanto en el ring de ventas como en las dispuestas por pantalla (estaban del otro lado del río), iban encontrando sus oferentes.
En definitiva, buen remate, diferente, con muchas opciones y con productos muy reales, en muchos casos (salvo los pedigrees con una preparación excelente) mostrando señales de animales a campo y en una zona que como todo el sudoeste, no tuvo justamente un invierno sencillo.
En el martillo trabajó Guillermo Ayerra y el plazo fue de hasta un año pero és ésta oportunidad con 180 días libres o las tarjetas rurales.
Estos fueron los valores obtenidos según infirmó la consignataria:Gentileza de Carlos Bodanza