La Argentina aguarda un gesto de China

Se trata de más de una decena de frigoríficos exportadores que buscan una habilitación de ese mercado, el principal cliente del país, para poder vender carne vacuna.

Compartir:

“Estamos en la dulce espera”, coinciden tanto en el sector privado como en el Senasa sobre las habilitaciones de frigoríficos exportadores de carne vacuna a China, el principal cliente del país. En el último tiempo se enviaron 20 expedientes virtuales que aguardan novedades desde ese país. Si bien algunos fueron rechazados casi de manera automática por no cumplir con los requisitos exigidos por los importadores, hay más de una decena que siguen en carrera. Mientras tanto, a Brasil el año pasado les habilitaron 40 plantas.
La Argentina hoy tiene 65 plantas habilitadas para exportar carne vacuna a China. De estas 27 pertenecen al Consorcio ABC y el resto están afiliadas a otras entidades como la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas (Fifra) y la Unión de Industria Cárnica Argentina (Unica). En este listado existen establecimientos que son depósitos de frío aprobados por China. Entre 2023 y 2024 la Argentina consiguió la habilitación de seis expedientes, versus los 40 de Brasil.
Con la intención de ampliar ese mercado, la Argentina ingresó en el último tiempo cerca de 20 expedientes de frigoríficos que buscaban llegar a ese mercado. De ese total hubo uno que fue rechazado automáticamente por el Senasa, ya que no alcanzaba mínimamente con los estándares de calidad y salubridad para ser considerado exportador de China, por lo que explicaron -sin dar nombres- que ese expediente no fue remitido al gigante asiático. China, no obstante, rechazó otros 7 u 8 por no cumplir con los requisitos sanitarios exigidos. Al realizar los descargos -vía online- los empresarios se comprometieron a hacer las correcciones pertinentes, por lo que pidieron ser reconsiderados dentro del grupo que hoy aguarda novedades.
“Estamos en la dulce espera. Pueden habilitar hoy, mañana o quién sabe cuándo. Algunos esperan desde 2019 que comenzaron los trámites. No hay nada seguro; veremos”, dijo Javier Peralta, directivo de Fifra. Las causas de la demora, coinciden tanto en el Senasa como en el sector privado, se desconocen. Lo cierto es que el Senasa es el organismo que se encarga de hacer todo el procedimiento físico en el país y posteriormente China aprueba o no las plantas.
Un empresario del sector que envía carne vacuna a ese destino completó que entre los requisitos que tuvieron que cumplir es que el Senasa los haya habilitado como frigorífico faenador. Posteriormente, hicieron una videoauditoría donde se revisaron los puntos críticos de control. En esta parte debieron cumplir con los requisitos de salubridad del animal e inspección sanitaria. Una vez realizado todo este proceso, se sube el material online a un expediente virtual y, si está todo bien, la planta queda aprobada: “Es más operativo todo y lo hace el Senasa”, completó el empresario, que pidió reserva de su identidad.
En el organismo agregaron que “muchas veces los archivos van y vienen” de acuerdo con las exigencias que ponen los importadores, que la Argentina puede demorar en adaptar. En tanto, Brasil resuelve con mayor facilidad.
El que da la noticia a la Argentina es el agregado agrícola en China, quien se pone en contacto con las autoridades del Senasa para avisar cuántas y qué plantas tienen vía libre para realizar los primeros envíos. “Pero todavía no hay novedades”, puntualizaron. En el gobierno de Alberto Fernández hubo muchas plantas que se bajaron por el tema del Covid-19 dadas las exigencias que imponía China. “Muchos frigoríficos se cayeron y dejaron de exportar. El resto está a la espera de la resolución”, completaron.
El organismo es el garante ante China de que una planta frigorífica cumple con todas las condiciones. La habilitación a distancia, de alguna manera, se impuso con la pandemia y las restricciones de la cuarentena. No obstante, lo usual es que las autoridades de China vean las carpetas, una delegación viaje y visite las plantas preseleccionadas para su habilitación.
Mientras a Brasil le han aprobado más plantas que a la Argentina, en la exportación indicaron que esto afecta directamente al país porque son “socios comerciales también de China”. Precisaron que al ser “competidores” lo ideal es que se habilite a todos por igual.

Cosa de diplomáticos
La provincia de Córdoba, por caso, tiene tres plantas que esperan habilitación dentro de las 20 en lista. “Nosotros estamos con precios que no cierran por ningún lado: el precio de la tonelada res con hueso está apenas por encima de los 4000 dólares. Nada puede hacer el Senasa ni el Estado argentino al respecto, más que reclamar las habilitaciones por las vías diplomáticas”, precisó Peralta.
En tanto, los empresarios aprovecharon la última gira de la canciller Diana Mondino por China para reclamar diplomáticamente una respuesta, aunque todavía no obtuvieron una respuesta. Además, pidieron que se hagan las habilitaciones para las menudencias bovinas, por lo que también están en espera. “Lo que nos urge es lo de la carne vacuna”, completó.
Según la Asociación Brasileña de Exportadores de Carne Vacuna (ABIEC), en lo que va del año Brasil lleva exportadas 835.328 toneladas de carne vacuna por US$3680,7 millones. Hasta abril pasado se enviaron a China 374.635 toneladas por US$1672,1 millones.
En tanto, según datos oficiales, en el primer trimestre de 2024 hubo un incremento en los volúmenes exportados por la Argentina al mundo. Pasaron de 199.791 toneladas en los tres primeros meses de 2023 a 242.043 toneladas en igual período de 2024. No obstante, por una caída en los precios internacionales desde China (9%) hubo solo un incremento del 11% en los dólares ingresados al país. (La Nación)


Compartir:

LOS TÍTULOS DESTACADOS DE LAS ÚLTIMAS HORAS ↓


[the-post-grid id="27102" title="Post gid de entradas 2023"]