Derogaron resoluciones kirchneristas y hay alivio

Se trata de normativas que obligaban a los frigoríficos a informar diariamente el precio de las transacciones bovinas; según los operadores esta decisión deja de lado sistemas burocráticos

Compartir:

El Gobierno derogó resoluciones y parte del anexo de otra que obligaban a los frigoríficos a informar diariamente el precio de las transacciones bovinas. Así se informó hoy en el Boletín Oficial. “Esta decisión responde a la búsqueda de simplificación, agilidad y transparencia en los procesos comerciales del sector agropecuario”, indicaron en la Secretaría de Bioeconomía.
Según explicaron, la medida que se adoptó a través de la Dirección Nacional de Control Comercial Agropecuario, dependiente de la Subsecretaría de Mercados Agropecuarios, tuvo como objetivo aliviar la carga administrativa para los operadores del sector que, si bien continúan liquidando las compras/ventas de hacienda en AFIP y están analizadas a través de SIOcarnes, dependiente de la cartera agrícola, destinaban tiempo y recursos a presentar los precios diarios al Sistema de Información de Precios Bovinos, que generaba un índice de referencia que el mercado no utilizaba.
El sistema en cuestión, a efectos de elaborar precios de hacienda bovina en pie, obligaba a realizar presentaciones diarias, donde se declaraban los datos de las compras de hacienda en pie efectuadas desde las 15:01 del día anterior hasta las 15 del día en curso. Además se debía hacer declaraciones al finalizar cada semana. Las presentaciones debían enviarse a un mail del entonces Ministerio de Agricultura y Ganadería. Los matarifes abastecedores y consignatarios directos de hacienda bovina eran los que debían informar, con carácter de declaración jurada, el precio pactado y/o abonado por la compra de los animales faenados o el valor liquidado al productor. Y los consignatarios o comisionistas de ganados lo hacían respecto de los valores de venta de la hacienda, debiendo indicarse en todos los casos las modalidades de cada operación y los plazos de pago.
Tras un análisis exhaustivo y reconociendo una demanda histórica del sector, la administración actual entendió que “los datos obtenidos no eran útiles para el mercado y esto los llevó “a la simplificación normativa”. “Como resultado, los operadores podrán enfocar sus esfuerzos en actividades más productivas, aliviando la carga administrativa y reduciendo costos. La Dirección Nacional de Control Comercial Agropecuario continúa trabajando en el fortalecimiento del sector y en la optimización de los procesos comerciales, con el objetivo de garantizar la transparencia y eficiencia en el mercado agropecuario”, dijeron en Bioeconomía.

Repercusiones en el sector
“Son buenas noticias. Es ahorro de burocracia que no tenía ningún sentido ya que lo impusieron en la época del entonces secretario de Comercio Guillermo Moreno cuando, a través del control de precios pretendían, sin ningún sentido, bajar artificialmente los precios. Entiendo que, como esta medida, vendrán muchas más que aliviará las carga de trabajo y costos innecesarios”, indicó Víctor Tonelli, consultor y analista ganadero.
Para Sergio Pedace, vicepresidente de la Cámara Argentina de Matarifes y Abastecedores (Camya), esta medida era una “carga administrativa absurda que pedía, obviamente, el gobierno anterior y que también servía para controlar cuando ellos querían”.
“No se controlaba ni servía para nada, solo cuando ellos (el gobierno kirchnerista) querían hacer daño a alguna matrícula, veían si habían puesto los precios como corresponde o si el precio estaba mal asignado o si no lo habían hecho y con esa excusa te podían bajar la matrícula”. enfatizó.
En la misma línea, Mario Ravettino, presidente del Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas (ABC), destacó esta decisión del Gobierno. Consideró a la medida como “sumamente positiva” y dijo que era algo que lo habían solicitado como sector desde hace tiempo.
“Agiliza muchísimo la operatoria y deja de lado sistemas burocráticos que habían implementado. Es un beneficio para toda la industria frigorífica que realmente valoramos y reconocemos la publicación de esta nueva normativa de trabajo. Creemos que en este sentido se continúa el camino de liberar y facilitar la operatoria de comercialización, exportación y mercado doméstico de la industria frigorífica”, aseguró. Por Mariana Reinke – LN Campo


Compartir:

LOS TÍTULOS DESTACADOS DE LAS ÚLTIMAS HORAS ↓


[the-post-grid id="27102" title="Post gid de entradas 2023"]