La exportación advierte que el negocio es caro en dólares

Frigoríficos advierten que en los últimos cuatro meses el tipo de cambio se ha congelado, mientras que los precios del novillo, los salarios, la energía eléctrica, el transporte y la logística subieron fuertemente. Por Ignacio Iriarte

Compartir:

En los cinco meses que van desde principios de noviembre pasado hasta fines de marzo, el índice de Insumos Ganaderos ha subido un 99%, mientras que el precio del novillo se incrementó un 104% y el IPC creció un 112%.
Las cotizaciones de la hacienda se mantuvieron en términos reales en noviembre-enero, pero luego han sido superadas por el desborde inflacionario.
Un índice de Insumos Ganaderos ponderado (que incluye el costo de personal, praderas, verdeos, maíz, silo de maíz, rollo, alambre, silaje de maíz y gasoil) subió un 84% en noviembre-diciembre, pero en enero se incrementó un 5,3%, en febrero un 1,8% y en marzo sólo un 1,1%.
La quietud del dólar, que limita el poder de compra de la exportación, tiene un efecto también sobre los insumos ganaderos, que en los últimos tres meses están creciendo bien por debajo de la inflación. En marzo subió el costo del personal y del gasoil, pero cayó el costo de una pradera, del maíz, del silaje y del alambre.
Aseguró que: “En los últimos cuatro meses el tipo de cambio se ha congelado, mientras que los precios del novillo, los salarios, la energía eléctrica, los combustibles, el transporte y la logística han subido fuertemente. Estamos de vuelta caros en dólares. La venta de complementos al mercado interno está muy difícil. Hoy estamos –y supongo que la mayor parte de la industria exportadora está igual– operando la empresa con un ‘rojo moderado’ y con ociosidad en las plantas”.
Sostiene que China sigue absorbiendo grandes volúmenes, pero a precios muy bajos y el Hilton solo sube cuando se restringe la oferta desde la Argentina.
“El mercado estadounidense se presenta muy promisorio, pero tenemos una cuota de sólo 20 mil toneladas. En los últimos meses, pero especialmente ahora, no está costando cada vez más conseguir novillos ‘con papeles’, novillos Hilton. Senasa en los últimos años dio de baja la habilitación de muchos establecimientos para la Unión Europea, y muchos ganaderos hoy encierran sus novillos, o los mandan a terminar a los feedlots, o directamente los venden recriados (280-300 kilos) a las empresas exportadoras, las cuales los llevan a hotelería”, observó.
Si sigue creciendo el número de novillos encerrados, el novillo Hilton pastoril va a ser cada vez más escaso. El novillo terminado en el feedlot permite a la industria hacer muchos negocios con valor agregado, especialmente en China y otros mercados asiáticos, donde lo que prevalece es la demanda por cortes con el mayor marmoreado posible”.
“A esta altura del año fiscal europeo hemos cumplido sólo el 73% de la cuota Hilton, cuando el año pasado para esta época ya habíamos cubierto el 80% del cupo. Nos preparamos para dos años (2024-2025) con una oferta limitada de novillos y de vacas. La demanda internacional está firme, la capacidad instalada y las inversiones están, pero tememos que no habrá novillos y vacas suficientes para que crezcan significativamente los embarques”, advirtió.
Manifestó que hay no menos de 20 plantas consumeras, la mayoría medianas, que han hecho las inversiones para poder exportar, y que están esperando desde hace tiempo las habilitaciones necesarias, especialmente para vender a China y terceros países. “La capacidad instalada de la industria frigorífica excede actualmente la oferta de ganado disponible, lo que determina precios para la hacienda superiores al poder de compra de la industria”, resumió. (Agrovoz)


Compartir:

LOS TÍTULOS DESTACADOS DE LAS ÚLTIMAS HORAS ↓


[the-post-grid id="27102" title="Post gid de entradas 2023"]