Precios: En Chicago por ascensor, en Argentina por escalera

Desde el cierre del mes pasado el precio de la soja en Chicago acumuló un alza de US$25 por tonelada, equivalente al 5,8%, pasando de 421 a 446 dólares por tonelada; en el Matba Rofex la mejora fue de solo el 2,7% para la posición disponible de la oleaginosa. Por Pablo Adreani

Compartir:

De comienzos de marzo a la fecha los precios del maíz y de la soja en Chicago revirtieron la tendencia bajista que se había consolidado en los últimos 12 meses. Todo indica que está comenzando un nuevo ciclo alcista y esta es una buena noticia para los productores de la Argentina. Sin embargo, la realidad económica de nuestro país impide que la exportación y la industria aceitera puedan trasladar a los precios locales las mejoras que muestra el mercado externo.
Desde el cierre del mes pasado el precio de la soja en Chicago acumuló un alza de US$25 por tonelada, equivalente al 5,8%, pasando de 421 a 446 dólares por tonelada. En el mismo período el valor de la oleaginosa en el Matba Rofex sumó US$14 por tonelada en la posición mayo, que pasó de 280 a 293,50 dólares por tonelada. Aquí tenemos que hacer una aclaración, el precio de la soja en la posición disponible aumentó US$8, equivalente al 2,7%, luego de variar de 297 a 305 dólares. En el mismo análisis, el contrato marzo subió US$23, de 277 a 300 dólares.
Lo que sucedió fue un ajuste de todos los precios de las posiciones futuras ante un nuevo escenario alcista y un valor piso de la soja que hoy se puede estimar entre 295 y 300 dólares por tonelada, mientras que a principios de marzo ese piso oscilaba de 280 a 285 dólares. Como vemos, el precio local de la soja subió un nuevo escalón de US$15 por tonelada, mientras que Chicago sumó US$25.
La coyuntura económica impide que los exportadores puedan trasladar la mejora de Chicago al precio que pagan a los productores. Por caso, se evidencia un atraso en el valor del dólar y la caída de los “dólares alternativos”, como el MEP y el contado con liquidación (CCL). El descenso de este último afectó el cálculo del dólar exportación, que surge de la relación 80-20 (80% dólar oficial y 20% CCL). Como dato de referencia, ese dólar exportación se ubicaba al 2 de febrero en 919,45 pesos por dólar, mientras que el miércoles lo hizo en 897,43. Acumuló una baja del 2,4%, mientras que el dólar oficial subió en igual segmento un 2,6%. Se entiende de esta forma por qué el productor está recibiendo menos pesos ahora que hace un mes.

Márgenes negativos
A este análisis hay que incluirle lo que está sucediendo con los exportadores y con la industria aceitera, que en estos momentos están trabajando con márgenes negativos, lo que quiere decir que están pagando por la soja un precio superior a la paridad teórica de pago, es decir, están perdiendo plata. Y esta puede ser una de las principales razones por las que el precio de la soja en la Argentina no siguió el rally alcista de Chicago de las últimas dos semanas.
En cuanto al maíz, vemos que en Chicago los precios subieron US$12 por tonelada entre principios de marzo y el cierre del miércoles último, al pasar de 162 a 174 dólares por tonelada. Mientras tanto, en el Matba Rofex las cotizaciones aumentaron un promedio de US$8,5, con una transición de 167 a 175 dólares.
Vemos que en el caso del maíz en el Matba Rofex el precio subió el 70% de la mejora que registró el cereal en Chicago. Y los factores que impiden un mayor incremento del valor doméstico son los mismos señalados en el análisis de la soja. Respecto de los exportadores de maíz, también están operando con márgenes negativos. El presente análisis es una fotografía de las variables económicas, climáticas, productivas y de mercado que están impactando e influyendo en el desarrollo de los precios futuros. (La Nación)
El autor es presidente de Pablo Adreani y Asociados


Compartir:

LOS TÍTULOS DESTACADOS DE LAS ÚLTIMAS HORAS ↓


[the-post-grid id="27102" title="Post gid de entradas 2023"]