Oklahoma: De Mercado de Hacienda a una cárcel

Es el mercado más grande de invernada del mundo. Comercializó el año pasado cerca de 700 mil cabezas, en su mayoría terneros, novillitos recriados y vaquillonas. Por Ignacio Iriarte

Compartir:

Las autoridades de la ciudad de Oklahoma (Estados Unidos) podrían presentar en las próximas semanas un proyecto de expropiación de los terrenos (54 hectáreas) que ocupa el Mercado de Hacienda de Oklahoma, con el fin de construir una cárcel en ese predio.
Este mercado, el más grande de invernada del mundo, comercializó el año pasado cerca de 700 mil cabezas, en su mayoría terneros, novillitos recriados y vaquillonas, pero también piezas de cría y vacas tipo manufactura, prestando un importante servicio a criadores y a recriadores en medio de la grave seca que ha atravesado Estados Unidos.
Según las autoridades del mercado, que pertenece a las nueve firmas consignatarias que lo explotan, este moviliza en todas sus actividades –directas e indirectas– más de U$S 1.000 millones anuales.
“Establecido en 1910, fue durante décadas uno de los mercados concentradores de ganado en pie más grandes del mundo, junto con los de Omaha (Nebraska) y de Liniers. Hoy está limitado a la comercialización de ganado de cría e invernada, y el volumen encerrado se ha reducido. Aun así, sigue siendo uno de los mercados de referencia a nivel nacional en materia de precios para la hacienda de engorde, con una oficina permanente del Usda que publica online al cierre de la jornada los resultados de las subastas.
Su operatoria en la actualidad ha quedado limitada a los días lunes, cuando se venden unos 10 mil terneros, novillitos y vaquillonas para engorde; y a los martes, cuando entran unas dos mil vacas (sea para cría o para faena). En los últimos dos años, con la seca que ha castigado gran parte de Estados Unidos, el mercado tuvo muchas veces entradas extraordinarias. La hacienda, la mayoría en pequeños lotes (entre cinco y 50 cabezas), proviene de cientos de kilómetros a la redonda, y es transportada en su mayor parte en trailers-jaula por los mismos productores.

La hacienda
Hay nueve firmas consignatarias y dos martilleros que subastan contratados por el Mercado, que es una Sociedad Anónima. Entran principalmente terneros de 180-220 kilos (U$S 3,30-3,70 por kilo vivo), que son comprados por los recriadores (stockers), además de novillitos ya recriados, de 370-420 kg (U$S 2,50-2,70 por kilo vivo), que son adquiridos por los feedlots.
Se registra habitualmente la asistencia de unos 80 a 100 compradores, muchos de ellos comisionistas que compran para recriadores, feedlots y frigoríficos. Muchos de los recriadores presentes en los remates compran en esta feria primero los terneros (180-220 kg) y luego de cinco o seis meses venden el novillito recriado (370-400 kg) en el mismo mercado. El productor dispone de la liquidación de su venta luego de la subasta y se retira con el cheque al día en su poder”.
“Entre lo encerrado, prevalece claramente la hacienda Angus o sus cruzas (Black Hide), y llama la atención el elevado número de terneros cruza de Angus con Charoláis. Los vendedores pagan una comisión fija de U$S 25 por cabeza, más el alimento balanceado que hayan comido los terneros o novillitos en el corral de la feria, y los compradores pagan U$S 2 por cabeza adquirida.
La gran cantidad de lotes subastados de pocas cabezas (5-20 cabezas) hacen muy largas las jornadas de remate. Los terrenos de los alrededores del mercado, donde antiguamente había grandes plantas frigoríficas y donde tenían oficinas las empresas cárnicas más grandes de Estados Unidos, hoy son en su mayor parte baldíos o construcciones vacías: la mayoría de esos edificios históricos han sido demolidos o se han incendiado. (Agrovoz)


Compartir:

LOS TÍTULOS DESTACADOS DE LAS ÚLTIMAS HORAS ↓


[the-post-grid id="27102" title="Post gid de entradas 2023"]