El maíz, con el mayor potencial de suba para 2024

El Usda mantuvo su mismo estimado de producción del cereal en Argentina que el mes anterior, aunque no consideró las pérdidas por el golpe de calor de la primera semana de febrero. Por Pablo Adreani

Compartir:

El Usda (Departamento de Agricultura de Estados Unidos) blanqueó parcialmente las pérdidas de producción de soja y de maíz de Brasil en su informe mensual de oferta y demanda global publicado esta semana.
En el caso de la soja, proyecta ahora una producción en 2024 en el gigante sudamericano de 156 millones de toneladas versus los 157 millones de toneladas estimadas en el mes anterior, y los 162 millones de toneladas del récord de la campaña pasada 2023.
En el caso de la soja en Estados Unidos, el organismo proyecta la misma producción de 113,3 millones de toneladas del mes pasado, y por debajo de los 115,2 millones de toneladas de 2023.
Para Argentina no hubo ningún cambio en el estimado de producción de soja: mantiene los 50 millones de toneladas para 2024. Vale apuntar que, como la estimación del Usda está basada en la evaluación de los cultivos a fines de enero, no se contemplan las pérdidas registradas en nuestro país por la ola de calor en la primer semana de febrero.
En términos generales, la situación global de la soja no ha sufrido grandes cambios con respecto al mes anterior. Sólo debemos mencionar que, en cuanto al volumen de importación de soja de China, el organismo proyecta 102 millones de toneladas, versus 100,85 millones de toneladas importadas en 2023.
Aquí hay diferencias con respecto a las estimaciones de consultoras privadas, que están previendo una caída en la demanda de soja de los asiáticos producto de la merma en el consumo de carne porcina, y de otros alimentos que han bajado sus precios ante la crisis económica.
La carne porcina acusó bajas del 17%; las verduras, del 13%, y las frutas, del 9%.
Consultoras económicas que analizan el fenómeno China están estimando un proceso de deflación, impactando en la caída del mercado bursátil, problemas en la actividad económica y la hecatombe del mercado inmobiliario.
La menor demanda de poroto de soja por parte de China es probable que se vea reflejada en el próximo análisis del Usda en el mes de marzo. Este es sin dudas uno de los principales factores bajistas que impactan en la caída de los precios en el mercado de Chicago.
La soja en Chicago acumuló una baja de U$S 80 por tonelada (U$S/Tn) entre mediados de noviembre y el cierre de esta semana.
Esta baja no se trasladó en la misma magnitud en nuestro mercado de futuros Matba-Rofex, pues en nuestro país las bajas acumularon pérdidas de 62 U$S/Tn entre mediados de noviembre (346 U$S/Tn) y el cierre del 7 de febrero (284 U$S/Tn).

Menos producción en Maíz
En el caso del maíz, el Usda redujo la producción de Brasil en tres millones de toneladas, estimando este mes 124 millones de toneladas versus 127 millones de toneladas del mes pasado y 137 millones de toneladas de la cosecha previa de 2023.
De la misma forma se proyecta una caída de las exportaciones de maíz de Brasil de 56 a 52 millones de toneladas. Esto puede generar mayor demanda de maíz argentino.
En el caso de Argentina, el Usda mantuvo su mismo estimado de producción que el mes anterior, 55 millones de toneladas, al no considerar las pérdidas por el golpe de calor de la primera semana de febrero.
De la misma forma, el Usda mantuvo el mismo estimado de producción para maíz de Estados Unidos, 389,69 millones de toneladas, contra 346,74 millones de toneladas de producción de 2023.
Se destaca también el mismo estimado en la producción de maíz de China, en 288,84 millones de toneladas versus 277,2 millones de toneladas de 2023.
Este aumento en la producción de maíz de China no fue suficiente para frenar la mayor demanda de maíz importado. En este sentido, se proyectan importaciones por un total de 23 millones de toneladas de maíz versus 18,7 millones de toneladas importadas de 2023.
En este escenario cobra mayor importancia la producción de maíz de la Argentina y es clave determinar cuál será el impacto final negativo de la ola de calor sobre los rendimientos y, en consecuencia, sobre las exportaciones.
De todo este análisis global y regional, se desprende que es el maíz el producto que tiene mayor potencial de suba en 2024 al tener una mayor dependencia de la futura demanda de varios países consumidores importadores en simultáneo.


Compartir:

LOS TÍTULOS DESTACADOS DE LAS ÚLTIMAS HORAS ↓