Respecto al “blue”, el ternero corre aún detrás del dólar

El valor actual de la categoría entre 180 a 200 kilos se ubica un 33 a 35% por debajo del precio promedio de la última década. La cotización máxima fue en noviembre del 2017: U$S 2,53. Por Ignacio Iriarte

Compartir:

Se observa un fuerte repunte de los precios reales de la hacienda, que superan claramente los valores de un año atrás, y se acercan nuevamente a los máximos históricos del otoño del 2022.
Hay una marcada caída en la oferta de vacas y novillos, que coincide con una baja en la actividad de los grandes frigoríficos exportadores, los cuales estaban afectados hasta hace unos días por un tipo de cambio fuertemente atrasado, como también por la ociosidad y por la caída de los precios internacionales.
Ahora, por unas semanas, se beneficiarían con un tipo de cambio mejorado en un 45%, pero volver a exportar grandes volúmenes parece difícil en el corto plazo: no hay novillos ni vacas, cuya oferta probablemente se mantendrá baja por varios meses.
Incertidumbre, algunas lluvias, plazos de pago más cortos y una faena diaria que resultó en octubre un 23% más baja que en el pico de junio pasado.
Desde hace ya tres meses la oferta ganadera declina y si la seca no se revierte, la escasez de ganado y de carne vacuna se extendería por lo menos hasta el 2025.
La mayor parte del rodeo de cría nacional está recibiendo servicio con un estado corporal inferior al necesario para volver a preñarse.
Todo indica que los episodios de escasez circunstancial, incertidumbre y precios reales altos se repetirán por varios meses más.
Si las lluvias se generalizan y se sostienen, el mercado reforzará su firmeza. Una eventual mega devaluación del próximo gobierno es otro factor alcista a considerar.

La tendencia de los costos
De acuerdo con el “Indice de Costos del Ternero”, que elabora la Sociedad Rural de Punta Indio (modelo de cría con 300 vacas en campo alquilado), el resultado de la explotación a septiembre era en términos reales un 3,3% inferior al de igual mes del año pasado.
La rentabilidad sobre el capital invertido, que en septiembre del año pasado era del 3,96%, ahora es del 5%.
El ingreso por la venta de terneros (machos y hembras), más la venta de vacas de refugo, resulta a moneda constante un 12,5% inferior a los de un año atrás.
Los costos totales de la explotación de acuerdo a este modelo caen en los últimos 12 meses un 15% en términos reales, con un reducción del 3% en el alquiler, un aumento en los gastos en sanidad (12,4%) y una caída del 8,6% en el costo laboral.
El costo de producción de un kilo de ternero ha caído un 15% en términos reales durante el último año, al pasar a valores de hoy de $ 836 kilos en septiembre de 2022 a unos $ 765 por kilo en la actualidad.
Durante la última década, el precio del ternero de invernada (180-200 kilos), expresado en dólares libres, promedió U$S 1,65 por kilo vivo, por lo que el valor actual (U$S 1,10 a U$S 1,15) se ubica un 33 a 35% por debajo del promedio de dicho período.
También considerando los años 2013/2022, el precio mínimo del ternero –expresado en dólares libres– se dio en mayo de 2020, con U$S 0,85 por kilo, y el máximo en noviembre del 2017, con U$S 2,53 por kilo.
Un ternero de invernada de 200 kilos vale actualmente U$S 1,15 en Argentina, U$S 2,20 en Uruguay, U$S 1,80 en Brasil y U$S 6,00 en Estados Unidos.
Según el Senasa, la oferta de terneros y terneras tocó en abril pasado un máximo estacional anual de 1,44 millones de animales, para caer en mayo a 1,37 millones.
Luego declinó a 1,1 millones en junio, a 788 mil en julio, a 823 mil en agosto y a 752 mil cabezas en septiembre.
De acuerdo con lo comercializado en las primeras tres semanas del corriente mes, en octubre se ofertarían unos 520 mil terneros, esperándose de acuerdo a la estacionalidad de los años 2018-2022 una oferta de 500 mil terneros mensuales tanto para noviembre como para diciembre.
La oferta, de acuerdo a la estacionalidad verificada en el periodo 2018-2022, sería todavía baja en enero próximo (unos 500-600 mil terneros y comenzaría a recuperarse en febrero (800-900 mil) y en marzo, con unos 1,1 millones de animales comercializados.(Agrovoz)


Compartir:

LOS TÍTULOS DESTACADOS DE LAS ÚLTIMAS HORAS ↓