Sequía: Se perderán mercados de harina y de aceite de soja

Argentina es el primer exportador mundial de estos dos productos, y toda baja en el saldo exportable será muy difícil de reemplazar. Por Pablo Adreani

Compartir:

El factor climático durante el mes de enero sigue siendo un dato muy relevante a la hora de poder estimar y proyectar volúmenes de producción y saldos exportables de granos, oleaginosos, y además por el impacto en el procesamiento de soja y girasol para producir aceites y subproductos.
Salvo el caso del maíz, que todavía quedan por sembrar 1 millón de hectáreas y está el final abierto en cuanto a potencial productivo, en el caso de la soja la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) ya dio por terminada su siembra, en 16 millones de hectáreas, destacando que es algo inédito que no se pudieron sembrar 1,1 millones de hectáreas.
Se esperaban sembrar hasta hace un mes 17,1 millones de hectáreas con la oleaginosa, ninguna provincia siquiera alcanza los 27 qq/ha en la primera estimación de soja 2022/23.
Y a partir de esta situación, la BCR está proyectando un volumen de producción de soja de 37 millones de toneladas, contra 51,1 millones de toneladas producidas en el 2022.
Partiendo de la base de un volumen de producción de soja de 37 millones de toneladas, veamos cómo cierra el balance de oferta y demanda para la Argentina.
Descontamos 1,7 millones de toneladas para producción de semilla, 2 millones de toneladas con destino a exportación como grano y 30 millones de toneladas destinados al procesamiento de aceite y de harina.

Aceite de Soja
Con 30 millones de soja de molienda, se pueden producir 5,4 millones de toneladas de aceite y 21,6 millones de toneladas de harina de soja.
En el caso del aceite, en la cosecha anterior (2022) se exportaron 4,6 millones de toneladas y en el 2021 se llegó a exportar 6 millones de toneladas. Si descontamos el consumo interno de aceite de soja en Argentina el saldo exportable difícilmente podrá superar los 3,5 millones de toneladas.
Este es el motivo por el cual el aceite de soja FOB para exportación está cotizando apenas por debajo del precio del aceite de girasol, cuando lo normal es que el precio del aceite de soja cotice entre 100 y 200 dólares la tonelada por debajo al precio del aceite de girasol.
En el caso de la harina de soja, en la cosecha 2022 se exportaron 25 millones de toneladas y en el 2021 las exportaciones llegaron a 28 millones de toneladas.

Harina de Soja
La producción de harina de soja en el 2023 podrá llegar a 21,6 millones de toneladas.
Como se puede apreciar habrá una fuerte baja en las exportaciones de harina de soja, hecho que está provocando una reacción alcista en el mercado de harina de soja en Chicago impactando finalmente en la mayor firmeza en el precio del poroto de soja.
No hay antecedentes recientes de semejante baja en la molienda de soja y en la menor producción y exportaciones de aceite y harina de soja.
Hay que recordar que la Argentina es el primer exportador mundial de aceite de soja y de harina de soja, y toda baja en el saldo exportable será muy difícil de reemplazar por mayores exportaciones de otros países como Brasil y Estados Unidos.
De ahí la firmeza en Chicago tanto para el poroto de soja como para la harina de soja.
Analizando el mercado de maíz, la baja estimada en la producción tendrá impacto directo en la caída de 8 millones de toneladas en el saldo exportable, y este puede ser el principal factor alcista para el mercado tanto disponible como en los futuros de nueva cosecha. (Agrovoz)


Compartir: