CARBAP cruzó a Bahillo por la demora en habilitar las emergencias

La Confederación reclama la declaración de emergencia y que sea ‘a la brevedad’, tras los informes presentados a la Comisión Nacional para su tratamiento.

Compartir:

La Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa reclamó en las últimas horas la urgente declaración de emergencia nacional por la sequía para la provincia de Buenos Aires, tras conocerse el informe presentado por la Comisión Nacional de Emergencia y Desastre Agropecuaria (CNEDA).
“Desde la Secretaria de Agricultura Nacional se ha retaceado de manera preocupante el acompañamiento a los productores bonaerenses, habiéndose demorado la declaración de emergencia nacional por sequía a más de diez millones de hectáreas bonaerenses en emergencia, habiéndose concluido la cosecha de trigo con resultados catastróficos.”, sostuvo CARBAP.
En ese sentido, la entidad liderada por Horacio Salaberry recordó que de la misma manera, desde la provincia de Buenos Aires se impidió acercar en tiempo y forma las homologaciones de las emergencias provinciales a la Nación y, además las emergencias vencidas en diciembre del 2022 fueron prorrogadas solo por 3 meses, como si en ese tiempo se solucionase la situación productiva.
“No alcanza con anunciar desde la Secretaria de Agricultura Nacional que probablemente llueva en la segunda quincena de enero, ya que bien deberían saber quiénes disponen las políticas públicas para el sector que los ciclos biológicos tienen demandas de agua en determinados momentos para hacer viable la producción, y eso ya no se ha dado”, enfatizo CARBAP en su documento.
La feroz sequía que atraviesa la producción no tiene antecedentes cercanos, como tampoco la actitud del secretario de Agricultura Juan José Bahillo de permanecer sentado sobre los miles de millones de pesos que dispone el presupuesto nacional ( más de 17 mil millones de pesos) para dar respuesta y paliar situaciones de emergencia que viven los productores.
Su inacción frente a esta crisis desnuda la falta de conocimiento sectorial y de ejecutividad ante un sector productivo que se ve asfixiado por la presión impositiva nacional sin poder producir, y preso de una burocracia que impide acceder a los beneficios que otorga la ley de emergencia y/o desastre.
“Desde CARBAP estaremos atentos a las resoluciones de los próximos días, reuniéndose nuestro Consejo Directivo la próxima semana para analizar las acciones a seguir”, señaló la entidad. (NAP)


Compartir: