Trigo: las perspectivas comerciales son buenas de cara a la nueva campaña

Con contratos a 200 dólares la tonelada para enero 2019, es negocio meter toda la tecnología disponible. Los números muestran que para la compra de fertilizantes se necesita 15% menos de trigo que el año pasado

30

Las proyecciones de resultados de trigo 2018/19 en la zona pampeana muestran que, con los precios esperados actuales a cosecha, las posibilidades de obtener rentabilidades favorables son elevadas.
Así lo indica un estudio realizado por técnicos CREA en base a modelos productivos diseñados con la herramienta Triguero 2.0 en diferentes ambientes de las regiones Mar y Sierras, Oeste Arenoso, Sudoeste y Sur de Santa Fe. El análisis contempla valor del arrendamiento o costo de oportunidades de la tierra.Para el cálculo de los rendimientos, el modelo contempló un estado de humedad a la siembra moderadamente húmedo, mientras que para definir el “nitrógeno objetivo” del suelo se emplearon datos relevados en los esquemas productivos diseñados en las diferentes zonas.
“El panorama general para el trigo es positivo y se explica en gran medida por el actual precio de la posición futura del cereal (contrato Trigo Buenos Aires Enero 2019 del Matba). Dicho valor, que al mes de abril de 2018 promedió los 192 u$s/tonelada, es 34 u$s/tonelada superior al de la posición equivalente del mismo periodo de 2017”, indicó el documento publicado en el último informe Microeconómico CREA. El precio actual del contrato Trigo Buenos Aires Enero 2019 del Matba es de 200 u$s/tonelada.
“Para comprender las causas de la mejora en los resultados proyectados, es interesante observar la relación insumo-producto entre el trigo y sus principales insumos/servicios. Por ejemplo, con relación a los fertilizantes, en abril de 2018 se necesitaron 219 kilos de trigo 2018/19 para comprar 100 kilogramos de urea, un 15% menos que en abril de 2017 y 21% menos que en el promedio de los últimos cinco años. Para el fosfato diamónico (PDA), la relación es de 292 kilos de trigo por cada 100 kilogramos de PDA, 7% menos que hace un año y 18% menos que el promedio de los últimos cinco años”, añadió.