Gas oil: Alerta por la cosecha y la seguridad de camioneros

Con la cosecha gruesa en marcha, en el campo hablan de "gasoil blue". Los transportistas afirman que los obligan a circular con dinero en efectivo por los problemas en las cuentas corrientes.

Compartir:

A pesar del mensaje de tranquilidad que llevaron desde el sector petrolero por los reclamos de usuarios de todo el país ante la escasez de gasoil en varias provincias, en el sector agropecuario aseguran que la situación se agravó en los últimos días. En Tucumán, Santiago del Estero y en el centro de la provincia de Buenos Aires hablan de un “gasoil blue”, pero los transportistas también alerta por otra consecuencia del problema: la necesidad de viajar con grandes sumas de dinero para poder pagar el combustible. ¿La razón? Para cuentas corrientes hay límites de volumen y solo pueden completar la carga pagando en mano.
“Escasea el suministro en esta zona, al igual que en todos lados, pero si lo pagás $180 tenés todo el gasoil que quieras”, se lamentó Walter Malfatto, productor agropecuario de Bragado, en el corazón productivo de Buenos Aires. Y agregó: “Esto es lo que pasa cuando el Gobierno pisa las tarifas. Después en algún momento se sinceran y a la gente le parece carísimo, pro los transportistas también tendrían que estar cobrando el doble de lo que se está cobrando. Y nosotros los productores también. Pero al pisarlo hacen estas macanas en las que todo pierde relación”.
Según contó, en la zona de Bragado el abastecimiento a precio oficial está limitado a lo que entreguen las estaciones de servicio. Sin embargo, para el suministro del diésel premium puede haber opciones de hasta $210 el litro.

“De esa calidad hay sin problemas”, expresó.
En la misma provincia, pero en dirección sudoeste, el problema se mantiene. Mientras que en algunos pueblos cercanos al partido de Daireaux el valor del litro de gasoil estaba a $130 pesos hasta hace pocos días, algunos productores buscan abastecerse en plantas de acopio de empresas privadas. “Hace poco le compré a Lartirigoyen, en su planta de silos, pero en las ciudades se está pudiendo cargar de hasta 100 litros”, graficó Adolfo Palancar, ingeniero agrónomo que reside en la localidad de Salazar. No es la única firma que cuenta con servicios para el agro en la zona.
Se trata de una zona tambera y cerealera que se caracteriza por contar con un importante número de establecimientos de productores pequeños y medianos. Incluso, en la región esperan que termine de realizarse la pavimentación de la Ruta del Cereal, ya que la falta de asfalto en la traza original obliga a los usuarios a tener que dar un rodeo de gran extensión. Y que en momentos de escasez de combustible se siente mucho más.
“Axion agro de Pehuajó estaba entregando en cuotas a sus clientes”, afirmó Palancar.

Santa Fe: la odisea de un campeón para poder conseguir gasoil
Javier Lux, ex jugador de Racing, campeón con el equipo de Reinaldo Merlo en 2001, está hoy volcado a la actividad agropecuaria. Junto toda la familia Lux manejan una empresa de maquinaria agrícola que tiene su fuerte en la cosecha de granos, y este miércoles vivió un hecho curioso que le permitió llenar el tanque de gasoil y poder seguir viaje desde Carcarañá, en Santa Fe, hasta Trenque Lauquen, en el oeste bonaerense.
“Un desastre todo. Estoy viajando con una máquina hacia allí para trabajar, pero no hay gasoil en ningún lado. Más allá de lo que dijeron desde las empresas, de que iba a haber abastecimiento normal, no hay”, contó el hermano de Germán Lux, ex arquero de River y la Selección.
Y graficó una situación en la cual su pasado pesó e inesperadamente lo ayudó a poder continuar rumbo a destino.
“En Sancti Spíritu entré en una estación de servicio a cargar combustible, porque no había por ningún lado. Al final me vendió gasoil un hincha de Racing que me reconoció, porque sino no podía seguir”, contó el ex volante y hoy contratista.
Horacio Berli es productor agropecuario del norte santafesino, en Reconquista. Allí, aseguró, los camiones que llegan a la ciudad dejan parte de su carga pero el grueso lo destinan a abastecer las estaciones de servicio en Chaco.
“También falta nafta. A los clientes de la cooperativa les di todo lo que les podía dar pero lo que llega lo mandan para el Chaco porque no hay nada allá”, expresó.

La Pampa: “Abastecen y a las pocas horas se termina el gasoil”
“Seguimos con problemas lamentablemente, tal vez no tanto como en otras zonas. Sin embargo hay sobreprecios porque en muchos casos están vendiendo a $160 el litro. Estamos a poco de poder arrancar la cosecha, aún no están todos los caminos parados pero hay faltantes”, sostuvo Martín Maquieyra, diputado nacional por La Pampa de Juntos por el Cambio.
Según explicó, en la ciudad de General Pico “llega el camión y a las pocas horas se termina el combustible”.
“En el norte pampeano, por Trenel, se raciona o hay sobreprecios. Si esto no se resuelve peligra la cosecha, hay muchos camiones esperando”, contó el diputado.

Tucumán y Santiago del Estero: los productores hablan del “gasoil blue”
En la zona la palabra que más se escucha es “incertidumbre”. Allí la cosecha gruesa aún no empezó pero falta cada vez menos, y los cálculos logísticos ya están arriba de la mesa. En el cuadro de situación los productores y contratistas analizan la situación del combustible y cotejan planes de contingencia.
“Acá son pocos los lotes que se cosecharon pero hay una incertidumbre total. Mi proveedor no me puede garantizar que cumpla con la entrega y ya muchas zonas en las que se habla de lo que es el “gasoil blue”: personas que necesitan con urgencia abastecimiento están pagando $20 o $30 pesos por encima, para poder cumplir con la entrega”, contó Macarena Ramos, productora agropecuaria que desarrolla su actividad entre Tucumán y Santiago del Estero.
Ramos además es vocal de la Asociación Civil de Productores del Norte (Apronor), y contó que para los automóviles el límite de entrega ronda los $2.000 de carga. Y que para los camiones y colectivos, en planes de cuenta corriente, la entrega no pasa de los 50 litros. Se trata de una cantidad insignificante para las distancias y el consumo en el campo.
“Pocos productores pudieron stockearse antes de esto y ya completaron las reservas de su campo. En esta época del año el consumo es elevado, pero a la vez no tenemos instalaciones para acopiar mucho”, explicó.
Una de las problemáticas también tiene que ver con que los dueños de estaciones de servicio, en muchos casos, no tienen permiso desde las empresas mayoristas de absorber lo que desde las compañías aumentaron al abastecer.
“Se está trabajado prácticamente al contado”, se lamentó Ramos.
Roberto Peart es transportista de hacienda. Los denominados “jauleros”. Y graficó el impacto de la situación en las finanzas de cada camionero que sale a la ruta: se calcula que un camión que recorre 2000 kilómetros requiere de al menos 700 litros de gasoil, a razón de 3 kilómetros por litro.
“En un camión que hace 15.000 km mensuales, tenes que calcular unos 6.000 litros de gasoil, fácil”, sostuvo.
Por eso se lamentó por la situación. “Hay gasoil, pero te lo mezquinan. Te cobran sobreprecios y se cobra cerca de $160, tenes que manejarte con efectivo si queres conseguir”, explicó.
“Por ahí algunos tenemos tarjetas prepagas de petroleras, pero vas a las estaciones para cargar y te dicen que no tienen. O te venden 50 litros para el camión, pero con eso se hace 150 kilómetros con toda la suerte”, expresó.
Peart indicó que si bien el precio oficial no volvió a subir, las estaciones están haciendo sobreprecio en los combustibles.
“Esta foto es en Carlos Casares, a $169 el litro del gasoil común y $195 el premium. No podemos trabajar así”, sostuvo. La situación de incertidumbre, conjugada con la obligación del transportista de tener que realizar el viaje, los lleva a salir con altas sumas de dinero en efectivo, y por eso se sienten “expuestos” ante los peligros que eso representa.
Córdoba: “no hay gasoil, pero sigue subiendo”
Alejandro Dalmasso es productor agropecuario de la zona de Alto Fierro, en Córdoba. Allí los productores aseguraron que el precio independientemente del abastecimiento, sigue en alza.
“Por más que no llegue el valor sigue subiendo y lo van actualizando en el precio. Veremos cuándo llega, pero no queda fijado el precio tampoco. Está todo bastante complicado”, se lamentó.

Alto Valle del río Negro: la pera y la manzana necesitan del gasoil
Más allá de que la temporada de verano en los alrededores de las ciudades más importantes en la cosecha de pera y manzana, como General Roca o Allen, ya está cerca de culminar, la demanda del combustible no se detiene.
“Se nota la falta. En el sector frutícola la cosecha está terminando, por lo cual hoy no tiene mayor incidencia. Aunque sí la preocupación está en el transporte terrestre que lleva las cargas de fruta a los puertos”, graficó Sergio Riskin, coordinador de Confederación Intercooperativa Agropecuaria (ConInAgro) en General Roca. (A24)


Compartir:

LOS TÍTULOS DESTACADOS DE LAS ÚLTIMAS HORAS ↓