Prohiben el DDVP para intentar recuperar el mercado europeo

Las autoridades del SENASA dispusieron la prohibición total del uso de los insecticidas diclorvós (DDVP) y triclorfon con el propósito de intentar recuperar el mercado europeo de aceite de girasol.

Compartir:

A partir de la resolución 149/18 –publicada en el Boletín Oficial– se prohibió la importación, comercialización y uso de ambos principios activos y de los productos formulados que los contengan “para su utilización en granos, incluidas las etapas de producción, poscosecha, transporte, manipuleo, acondicionamiento y almacenamiento, así como también en instalaciones para el almacenamiento de granos y de tabaco”. La medida comenzará a regir a los 180 días corridos contados a partir de mañana martes.
Las firmas que posean productos en base a diclorvós deberán declarar su stock ante la Dirección de Agroquímicos y Biológicos del SENASA en un plazo de hasta 30 días corridos, “detallando cantidad de envases, capacidad de los mismos, lote y fecha de vencimiento.
Los distribuidores y empresarios agropecuarios que tengan en su poder productos con diclorvós, deben informar la tenencia de los mismos en los próximos 15 días corridos, para que las autoridades del Senasa determinen el “destino de los remanentes”.
La normativa vigente (resolución 934/10 del SENASA) establece una tolerancia máxima de 5,0 partes por millón de residuos de diclorvós en granos almacenados destinados al consumo.
El ingreso de aceite de girasol argentino está restringido en la Unión Europea porque las autoridades comunitarias establecen una tolerancia de 0,01 parte por millón del diclorvós en el producto (algo que es muy difícil de lograr porque se requieren al menos 120 días para que el DDVP aplicado en granos almacenado se volatilice casi completamente).
Por ese motivo, las exportaciones argentinas de aceite de girasol destinadas a la Unión Europea se restringieron de manera significativa en la última década, mientras que esa cuota de mercado fue ocupada por Rusia y Ucrania (la UE es la principal importadora mundial de aceite de girasol con 1,50 millones de toneladas previstas por el USDA en 2017/18).
Los principales clientes del aceite de girasol crudo argentino, según datos oficiales (SENASA) del año 2017, son –por orden de importancia– Egipto, Irak, México, Brasil, Colombia, Guatemala, Ecuador y Chile.


Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •