Durazno a La Napolitana

La vaca La Napolitana se consagró ayer Gran Campeona Angus de la Expo Durazno en Uruguay. El vientre fue criado por la prestigiosa cabaña La Santina y su 50% adquirido el año pasado por el asesor Juan García, Don Abraham y el establecimiento mexicano Rancho El 3

Compartir:

En una tarde de fiesta para la ganadería uruguaya, porque los animales pudieron volver a la pista después del parate obligado por la pandemia, en la jura de las hembras de la Expo Durazno el premio mayor fue para una vaca con lazos con Tres Arroyos. El jurado consagró ayer a La Napolitana como Gran Campeona Angus, un vientre criado por la prestigiosa cabaña local La Santina y cuyo 50% pertenece a un consorcio conformado por el asesor Juan García, la cabaña Don Abraham y el establecimiento mexicano Rancho El 3.
La Napolitana, hija de Napolitano sobre la consagrada Kika, en la última Expo Durazno que se hizo (en 2020) fue la mejor ternera y recibió el premio al futuro. Y ayer se consagró como la mejor hembra de la muestra. “Para nosotros es una satisfacción y, en definitiva, es el resumen de 20 años de amistad y viajes a Estados Unidos de un grupo de amigos”, expresó Juan García para sintetizar todo el trabajo que hay detrás de un gran campeón.
Hace varios años que García asesora y conduce el programa genético de Don Abraham, la cabaña de Karen Groenenberg y Gustavo Reverón ubicada en Claromecó, y también trabaja con el ganadero mexicano Manuel Herrera. “Ya tenemos receptoras con embriones acá en Argentina y además estamos haciendo stock para enviar a México”, explicó García.
“La idea es que en Don Abraham tengamos líneas uruguayas consagradas y hacerlas crecer comercialmente acá”, completó el asesor. Y adelantó que en la venta anual de Rústicos “vamos a ofrecer receptoras portando embriones de La Napolitana combinada con importante padre canadiense”.
La Napolitana se consagró en una pista en la que compitió con 100 vientres de gran nivel y se transformó en la cuarta Gran Campeona de Durazno hija de la gran Kika, según indicó Maximiliano Dalla Mora, director de la cabaña La Santina.
Y en declaraciones al diario El País de Uruguay, explicó: “Hacemos genética para producir en el campo, expandirla y compartirla, no es para guardarla en la estancia”. Esta vaca lo ratifica, debido a que salió del ya clásico remate “Genética a la Carta”, edición 2021, donde su 50% fue adquirido por García, Don Abraham y Rancho El 3.
“Estamos contentos de reafirmar esta apuesta de compartir genética en esta hembra, de la cual ya estamos exportando embriones”, afirmó.
Foto: Ale Álvarez


Compartir:

LOS TÍTULOS DESTACADOS DE LAS ÚLTIMAS HORAS ↓


[the-post-grid id="27102" title="Post gid de entradas 2023"]