Grave caída de la faena bovina a niveles del 2018

Según un informe del Consorcio de Exportadores ABC, la actividad en los frigoríficos se redujo 10% en septiembre. Un aliciente: el peso promedio por animal se elevó a 234 kilos.

Compartir:

El Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas (ABC) difundió su informe mensual con los indicadores de faena en Argentina.
El reporte, elaborado de acuerdo a datos proporcionados por la Dirección Nacional de Control Comercial Agropecuario (DNCCA), determinó que en septiembre la faena de bovinos alcanzó 1,09 millones de cabezas, lo que significa una reducción del cuatro por ciento con respecto a agosto.
Sin embargo, cuando se considera el promedio diario (septiembre tiene 30 días y agosto 31), la baja se eleva al nueve por ciento.
En comparación con septiembre de 2020, en tanto, la caída fue del 10 por ciento. Hace 12 meses, habían sido 1,21 millones las cabezas sacrificadas, 120 mil más que el mes pasado.
También fue menor a la de 2019 (1,2 millones) y hay que remontarse a 2018 para encontrar una cifra inferior (1,03 millones).
“Por tratarse de un mes con mayor cantidad de días hábiles, la faena diaria promedio resultó ser la menor desde febrero de 2019, lo que denota la grave caída que experimentó la actividad en las plantas faenadoras”, advirtió Mario Ravettino, presidente del Consorcio ABC.
Asimismo, la entidad calculó que, en los últimos 12 meses, se faenaron 13,3 millones de cabezas, un seis por ciento u 809 mil cabezas menos que las 14,11 millones del mismo período cerrado a septiembre de 2020. Y en este caso, es el valor comparativamente más bajo desde 2017.
Si se tiene en cuenta solo el acumulado anual (nueve meses de 2021), fueron 9,6 millones los bovinos sacrificados, un siete por ciento menos que en la misma etapa de 2020. Significa que la oferta se achicó en 703 mil animales.
“En comparación al promedio de la segunda mitad del año pasado, la baja es del 16 por ciento y el promedio diario anualizado reduce la faena a apenas 13 millones de cabezas, un millón de cabezas menos que durante 2020″, completó Ravettino.
Mas peso
En este contexto, un aliciente para la oferta de carne, sobre todo en el mercado interno, fue que el peso promedio de los bovinos faenas viene aumentando.
El último dato informado de manera oficial, según el Consorcio ABC, corresponde a julio pasado y fue de 234 kilos por animal, con una media de 208 kilos en el caso de las hembras y 245 en los machos.
De acuerdo con la entidad, es “un récord considerando nuestra historia reciente”. “La conjunción de una menor contribución de vientres y de animales jóvenes se ha reflejado en esta tendencia”, argumentó.
Es el motivo que explica que, mientras la caída de la faena entre enero y septiembre fue del siete por ciento, la reducción de la oferta de carne bovina fue menor, del cinco por ciento.
En total, en los primeros nueve meses se volcaron al mercado un poco más de 2,2 millones de toneladas. “El incremento del peso medio de los animales sacrificados ha amortiguado la caída de la faena”, resumió el Consorcio.
Como se mencionó, fue clave en este sentido que la participación de las hembras cayó al 43 por ciento y hubo una menor incidencia de las vacas más “añosas”, que en los últimos meses, en coincidencia con la aplicación de las restricciones sobre las exportaciones de carnes bovinas, retrocedieron en su aporte a la actividad frigorífica.
Consumo
Por último, el Consorcio remarcó que “las medidas que limitaron las exportaciones han incrementado el consumo per cápita por encima de los 50 kilos por habitante desde el mes de junio último”. (Agrovoz)


Compartir: