Granos y carne: ¿Cómo ser parte del negocio?

Cuáles son las opciones de inversión y de cuánto es el monto mínimo para participar de la tan mencionada renta agropecuaria

Compartir:

Los márgenes de rentabilidad del sector agropecuario están una vez más en el centro de la escena. La polémica sobre las ganancias extraordinarias del negocio agrícola que intentó instalar Cristina Kirchner no es otra cosa que una nueva discusión sobre quién se queda con la renta del campo argentino. Más allá de que una buena parte se la queda el Estado mediante el componente impositivo, existen diversas alternativas para participar de esa renta sin necesidad de ser propietario de la tierra.
Si hace solo un par de semanas, en Agrofy News compartimos las opciones del mercado bursátil, en este caso, la lupa se posa sobre los fideicomisos agropecuarios, a través de los cuales un inversor puede sumarse a los ciclos productivos a partir de un desembolso mínimo de US$ 500 (en pesos).
Un clásico en granos
ADBlick Granos suma más de 13 años de trayectoria en la producción agrícola con un capital aportado por más de 500 inversores individuales y alianzas estratégicas con otras empresas del sector. Cuenta con más de 40 profesionales que gestionan la producción de más de 40.000 hectáreas repartidas en alrededor de 100 campos en la provincia de Buenos Aires.
“El negocio se opera a través de un fideicomiso, al que se puede ingresar con un ticket mínimo de US$ 10.000. Todos los años apuntamos a rentas de dos dígitos cercanos al 10%, sin embargo en las últimas campañas obtuvimos el 13,55% (en la número 11) y 20,02% en la número 12 que es la última que se cerró”, comenta Alejandro Meneses, gerente General de ADBlick Granos. En este caso, el fideicomiso paga renta en septiembre de cada año.
Por otro lado, Marcelo Hegel, gerente de Finanzas de la compañía señala que, “a partir del 2019 se lanzó ADBlick Granos Fondo Común de Inversión Cerrado Agropecuario, el cual es el principal inversor del fideicomiso ADBlick Granos y está regulado por la Comisión Nacional de Valores (CNV). A este fondo se ingresa con un mínimo de $20.000 (o su equivalente en dólares al tipo de cambio oficial mayorista) en los momentos en que está abierto el capital a través de sucesivas rondas de inversores. La última ronda fue en septiembre de 2020 y se espera hacer una tercera ronda de inversión en el segundo semestre de 2021. Las ganancias de este Fondo se acercan a las del fideicomiso, siendo además un instrumento eficiente impositivamente”.
El fondo de inversión tiene una duración de 6 años y no están garantizados los rescates o el pago de renta en periodos intermedios. La renta en este caso se puede obtener vendiendo cuota-partes en el mercado secundario. A este fondo le quedan 4 años.
Una opción en kilos de carne
Agropecuaria Surmax suma 2.600 hectáreas de campos alquilados en Roque Pérez, Buenos Aires. La compañía surgida en 2018, logró hacer una integración vertical desde la cría hasta la góndola.
Marcelo Manes, CEO y co-fundador con más de 20 años de experiencia en el rubro cárnico y su socio, Omar De Lucca, CFO, con casi una década de experiencia en tecnología bancaria, se unieron para desarrollar una plataforma orientada a pequeños inversores. Hoy, a través del Fideicomiso Ganadero y Agrícola, el grupo económico administra una cartera de 500 inversores por casi US$ 3,5 millones.
“A través del Fideicomiso Ganadero Surmax los inversores participan del negocio de la cría, recría y engorde de ganado tanto para mercado interno como para la exportación”, sostiene Manes y agrega: ”un año después sumamos Argus Meats, a través de la cual completamos la cadena con una marca comercial para poder vender parte de la producción en una red propia de carnicerías boutique y nuestras tiendas on-line”.
Para De Lucca, ingresar al negocio ganadero requiere una inversión mínima de US$ 500. “En otras palabras es una especie de plazo fijo vacuno en dólares, el cual te permite preservar el poder adquisitivo del capital”, asegura el CFO del Grupo Surmax y sigue: “este proyecto de inversión tiene dos opciones de ingresar al negocio. Por un lado, a través de su unidad de Engorde, que permite una renta anual del 12% fija en dólares con una inversión a un año de plazo. Por otro lado, a través de su unidad de Cría y Recría, brinda una renta anual del 16% fija en dólares con una inversión a dos años de plazo”.
En cualquier caso, los especialistas en este tipo de estructuras financieras destinadas a la producción recomiendan a sus clientes destinar no más de un 20% de su portafolio de inversiones a proyectos de la economía real. (Agrofy)


Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •