USDA: Mercado volátil con la soja U$S 30 arriba

Un nuevo informe del Usda exhibió datos por debajo de los que esperaban los privados y Chicago reaccionó con alzas también para el maíz.

Compartir:

La soja cerró este miércoles en el mercado de Chicago con una suba diaria de más de 30 dólares la tonelada, como consecuencia de un informe del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) en el que advirtió que la siembra de la oleaginosa sería menor a la esperada por los operadores privados.
El resultado fue que en la posición agosto, la tonelada del poroto cerró a 525 dólares, lo que significa una ganancia diaria de 33 dólares y la vuelta a una cotización por encima de los 500 dólares.
El maíz también se vio beneficiado por el reporte del Usda: ganó 15,75 dólares -máximo permitido en un día- para alcanzar los 236 dólares en el mercado de referencia estadounidense.
De esta manera, continúa profundizándose la volatilidad que gobierna al mercado de granos. En el caso de la soja, por ejemplo, vale recordar que el 12 de mayo pasado superó los 600 dólares por primera vez en nueve años, pero luego comenzó a descender hasta que el 17 de junio pasado tuvo su mayor caída diaria de la historia y perforó los 500 dólares.
El viernes pasado, por caso, la posición agosto se cotizaba a 478 dólares; es decir, que en menos de una semana, la oleaginosa recuperó casi 50 dólares. El maíz lo mismo: casi 30 dólares en tres días.
La acción de los fondos especulativos ha incentivado estos movimientos bruscos, debido a que deciden armar o desarmar posiciones en función no solo de los datos productivos de la campaña estadounidense, sino también de cuestiones como posibles políticas que podrían limitar el uso de biocombustibles en ese país o una eventual suba de la tasa de interés de la reserva federal.
Factores
Según un análisis de la consultora Granar, lo que activó las alzas en Chicago fueron dos reportes elaborados por el Usda: las áreas sembradas de los cultivos estivales y los stocks de granos al 1° de junio.
“Con el foco del mercado sobre el reporte de áreas y, en particular, sobre los datos sobre soja y maíz, el trabajo resulta alcista para los precios de ambos granos, porque contradice la especulación de los privados en cuanto a superficies más grandes que las previstas en marzo por el organismo”, sintetizó Granar.
En el caso de la soja la diferencia fue importante: el dato oficial, de 35,43 millones de hectáreas, quedó cerca del dato de marzo, de 35,45 millones, pero lejos de los 36,01 millones calculados por los operadores.
De acuerdo con Granar, para alcanzar los 119,88 millones de toneladas calculados por el Usda para la nueva campaña, en función de un rinde tendencial de 34,16 quintales por hectárea, el mercado depende exclusivamente del clima, que hasta ahora no fue un desastre, pero que está bastante lejos de lo que podría considerarse ideal, con focos de sequía en el noroeste de Iowa, en el este de Dakota del Sur, en casi toda Dakota del Norte y en zonas de Minnesota.
“Otra vez, cada tonelada parece volver a contar, frente a proyecciones de existencias finales que siguen –incluso cuando los precios caían con fuerza– en uno de los niveles históricos más bajos”, completó Granar.
Y para acentuar más el espíritu alcista, en el reporte sobre stocks trimestrales, el Usda relevó 20,87 millones de toneladas, debajo de los 21,04 millones proyectados en promedio por los privados.
En cuanto al maíz, si bien el Usda elevó su cálculo sobre la superficie sembrada de 36,87 a 37,51 millones de hectáreas, el mercado venía operando con una expectativa de área cubierta de 37,95 millones.
En tanto, el dato sobre existencias al 1° de junio se mantuvo cerca de lo esperado, con 104,46 millones de toneladas en las planillas del Usda, frente a los 104,91 millones estimados por el mercado.
“¿Es tan grande la diferencia entre cifras como para validar subas hasta el límite máximo permitido? Con las hectáreas que agregó el organismo hoy, el volumen de la cosecha sumaría apenas 4,54 millones de toneladas, al pasar de 380,76 a 385,30 millones de toneladas. Eso, claro, si el clima fuera ideal y si se lograra alcanzar el rinde tendencial de 112,66 quintales por hectárea. ¿Creerán los operadores que con las condiciones actuales de los cultivos podrán alcanzarlo? El movimiento dado por los precios parecería responder que no”, explicó Granar.
En tanto, advirtió también que “es posible que el mercado haya comenzado a considerar que, frente a la crisis que atraviesa Brasil con su segunda cosecha de maíz, que le restará a su oferta exportable cerca de 10 millones de toneladas, las ventas externas estadounidenses estimadas en 62,23 millones de toneladas, casi 10 millones abajo del ciclo 2020/2021, estén subvaluadas”.
“Como en el caso de la soja, nuevamente, cada tonelada cuenta, frente a existencias finales que son proyectadas en el nivel más bajo desde el ciclo 2012/2013″, concluyó Granar. (Agrovoz)


Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •