Queratoconjuntivitis, la clave es la vacunación preventiva

El médico veterinario Ezequiel Bellocq, integrante del servicio técnico de Biogénesis Bagó, se refirió a la enfermedad que afecta fundamentalmente a los terneros y dejó una serie de recomendaciones para evitarla o minimizar sus consecuencias

Compartir:

En una interesante charla con CAMPO total radioen la mañana de hoy miércoles, el médico veterinario Ezequiel Bellocq, del servicio técnico de Biogénesis Bagó, abordó las características de la queratoconjuntivitis infecciosa bovina y dejó una serie de recomendaciones para minimizar la aparición de la enfermedad. La indicación principal, la vacunación.
– ¿Qué tipo de enfermedad es la queratoconjuntivitis?
– Es una enfermedad multifactorial, esto es que es producida por agentes infecciosos y ambientales, y aqueja con más frecuencia a los terneros.
– ¿Cuáles son los factores predisponentes?
– Son varios. Los pastos encañados, como en la zona nuestra que hay mucho agropiro; la tierra suelta por la seca; el polvillo; los cardos; es decir, todo factor que produzca la lesión de la conjuntiva y la córnea predisponen el ingreso de microorganismos, como las bacterias Moraxella bovis y Branhamella ovis, que son los causantes de queratoconjuntivitis. Entre los virus, el de la IBR, es un agente causante. Y otro de los factores predisponentes, al igual que para otras patologías, es el estrés en el momento del destete del ternero.
– ¿La mosca de los cuernos es un factor predisponente?
– Es otro factor, que actúa no solamente como vector del agente, sino que es un factor que produce mucho contagio.
– ¿Qué indicios hay que tener en cuenta? ¿El lagrimeo es el primero?
– El lagrimeo intenso es el primer indicio. El animal empieza a lagrimear, luego se comienza a formar una lesión que provoca que se vea todo el ojo color rojo, bien irrigado. Eso quiere decir que están actuando estos microorganismos.
– ¿Qué impacto tiene en la producción? ¿Están medidas las pérdidas?
– Si, está estudiado que las pérdidas son de alrededor de 10 kilos por ojo enfermo. Un animal, entonces, con los dos ojos enfermos pierde alrededor de 20 kilos. No solamente eso, en caso de que afecte a hembras de reposición ya le va a quedar la lesión y continuará sin un ojo o con ceguera.
– ¿Cuáles son las recomendaciones para prevenir la enfermedad?
– Es fundamental para la prevención aplicar una vacuna de calidad en los terneros al pie de la madre, previo al destete. Una doble dosis, es decir, aplicar la vacuna y entre los 21 y 30 días aplicar la segunda para que generar el efecto booster que es tan importante. Y siempre utilizando una vacuna de calidad como es la Bioqueratogen Oleo Max, que antigénicamente es la más completa del mercado.
– ¿En qué momento debe realizarse la aplicación?
– Lo ideal es hacerlo antes de que sufran el estrés por el destete. Podríamos hablar de unos 60 días antes del destete, aunque todo va a depender de cuándo se realice el destete y cuándo es la parición de ese rodeo. Con eso vamos a minimizar los riesgos de aparición de la enfermedad y en el caso que haya un brote, los animales se van a enfermar, pero con lesiones mucho más leves.
– ¿Qué manejo hay que realizar cuando tenemos animales enfermos en un rodeo?
– Lo que se recomienda es encerrar a toda la tropa, realizar un tratamiento con un antibiótico, puede ser el Maxityl, vía subcutánea y a razón de un mililitro cada 60 kilos de peso. Lo ideal es apartar los animales enfermos durante 10 días, dejarlos en un potrero a parte para que no sigan propagando la enfermedad en otro lote. Una medida que se puede tomar con los animales del mismo lote pero que no están afectados es realizarles un lavaje con una solución iodada en los ojos. Porque seguramente en ese lote con animales enfermos, ya habrá otros que están incubando la enfermedad y que seguramente van a aparecer luego con lesión.
– ¿Puede llegar el caso de tenerse que aplicar a todo el lote?
– Lo ideal es realizar el tratamiento en los animales afectados, no hacerlo en los sanos. Es fundamental para no generar resistencia. Hoy sabemos que la resistencia está en distintas patologías, como el caso de las neumonías. Entonces tenemos que disminuir el uso y tratar sólo a los animales que están enfermos.


Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •