El Mercado de Liniers se iría a Ezeiza

Se trata de un predio de más de cien hectáreas que usaba la montada de la Federal al lado de la Ricchieri. Granados dio el visto bueno.

Compartir:

Tras varias idas y vueltas el Mercado de Liniers se mudaría a Ezieza. Como anticipó LPO, María Eugenia Vidal terminó por ceder y llevar el predio a un espacio en la localidad que gobierna Alejandro Granados, un intendente peronista cercano a Cambiemos.
Verónica Magario había judicializado el traslado a La Matanza, pero en la Ciudad aseguran que la causa estaba casi ganada y que el cambio de planes se produjo porque la nueva sede “mejora la condición inicial del traslado”.
Mercado de Liniers S.A es una empresa privada que en 1992 obtuvo la concesión de las instalaciones y la actividad que desarrollaba el Mercado Nacional de Hacienda. Desde 2001 se prohibió la entrada al distrito capitalino del ganado en pie, pero la aplicación de la ordenanza se pospuso hasta ahora.
En un principio la intención del gobierno nacional y del gobierno bonaerense era trasladarlo a San Vicente, pero los dueños del Mercado se decidieron por La Matanza. Acordaron con el estado nacional y las administraciones porteña y bonaerense, pero olvidaron cerrar trato con Magario, quien se opuso al proyecto y judicializó el proyecto.
La mudanza había sido frenada por la Justicia y por eso Granados ofreció unos terrenos que se encuentran cerca de la Autopista Ricchieri, a la altura del puente 12. Esas tierras son 150 hectáreas que actualmente utiliza la Policía Montada para la cría de caballos. El predio está cerca de una rectificación del río Matanza.
Allegados al proyecto adelantaron que desde el Estado Nacional “dijeron que era viable” y aún resta que los consignatarios voten el traslado, aunque no sería más que una formalidad. Cabe señalar que según fuentes de CAMPO total también se está evaluando otra posibilidad de destino. Es de destacar que aunque la mudanza llevará tiempo, los terrenos de Ezeiza se vuelven una especie de pantano cuando llueve y hará falta un gran trabajo de movimiento de suelo.
Granados tuvo frigoríficos décadas atrás y hoy es propietario de una muy reputada parrilla. El intendente de Ezeiza terminó de afianzar su relación con los ganaderos cuando como ministro de Seguridad bonaerense creó porque el comando de patrulla rural. De hecho ya puso a disposición la maquinaria del municipio para empezar a arreglar los terrenos.
Pero sobre todo la mudanza que podría tener como destino a Ezeiza le conviene a Granados porque generará “actividad económica donde antes no había nada. Van a tributar en el municipio las libretas sanitarias, guías de ganado y otras cuestiones”, confiaron allegados al proyecto a LPO.
Desde la Matanza sostenían que el problema sería el ingreso de más de 1.250.000 animales por año a los barrios, una situación que generaría un “impacto ambiental insoportable para los vecinos”, tanto por el vuelco de líquidos contaminantes como por la saturación vehicular y el exceso de peso sobre las capas asfálticas.
Magario sostuvo que esas zonas de La Matanza terminarían con calles destrozadas y eso afectaría también los servicios, por deteriorar las redes o caños subterráneos como los de agua, gas y cloacas. (LPO)
Otra oportunidad
Con el nuevo destino casi encaminado -cercano al predio que tiene la AFA sobre la autopista como muestra la imágen inferior-, se supo que el municipio de Ezeiza se haría cargo de las obras para poner a punto el predio. El beneficio que obtendría a cambio serían ingresos económicos a través de impuestos y tasas municipales.
Cabe señalar que el Mercado de Liniers emplea a unas 2.000 personas y, cada semana, recibe alrededor de 25.000 animales. En el lugar se realiza el 20% de la faena de todo el país y el 50% del área metropolitana.


Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •