Se demora la gruesa pero aumenta la expectativa del maíz

La mejora en la expectativa de rinde se traduce en un aumento de 1 millón de toneladas

Compartir:

Lluvias registradas a lo largo de la última semana interrumpieron el avance de las labores de recolección sobre amplios sectores del área agrícola.
La Bolsa de Cereales de Buenos Aires destacó que la cosecha de maíz con destino grano comercial continuó de manera pausada en gran parte del área agrícola nacional. A la fecha se logró recolectar el 14,2 % del área apta, luego de relevar un avance intersemanal de apenas 2,2 puntos porcentuales. “Las lluvias de las últimas semanas mejoran las expectativas de rinde de los planteos tardíos, particularmente en la provincia de Córdoba”, señala el informe.
Esta mejora se traduce en un aumento de 1 millón de toneladas. Frente a este panorama, la nueva proyección nacional de producción para la campaña 2020/21 es de 46 millones de toneladas, 5,5 millones de toneladas menos que el ciclo previo (Volumen campaña 2019/20: 51,5 millones).
Cosecha de maíz demorada
La Bolsa de Cereales repasa que nuevamente las lluvias ponen freno a las labores de recolección: “Los mayores avances se relevaron previo a las precipitaciones registradas en el centro del área agrícola nacional”.
Por otro lado, remarcan que las expectativas de rinde de los planteos tempranos y tardíos del cereal se consolidan por sobre las estimaciones de inicios de la campaña. La mejora en las condiciones del cultivo registradas desde el mes de febrero, permitieron que los rendimientos esperados se encuentren cercanos a los promedios zonales, aunque aún por debajo de las excelentes productividades del ciclo previo. En la zona Centro-Norte de Santa Fe la cosecha de lotes tempranos culminó.
Hacia el NOA, las expectativas de rinde se afianzan luego de las lluvias de los últimos meses. Sobre los Núcleos Norte y Sur, los productores priorizan la cosecha de soja, demorando de esta manera la recolección del cereal de verano. En la provincia de Córdoba, la expectativa de rinde de los planteos tardíos y de segunda ocupación supera la relevada a principios de la campaña.
¿Cómo viene la cosecha soja?
Pese a las lluvias, la cosecha cubre el 7,2 % del área apta representando un progreso intersemanal de 3,7 puntos e informando un rinde medio semanal de 30,2 qq/Ha. La Bolsa de Cereales destaca que la producción parcial acumulada se eleva a 3,8 millones de toneladas y la proyección de producción se mantiene en 43 millones de toneladas.
Los mayores progresos semanales fueron relevados sobre ambos núcleos y en Norte de La Pampa-Oeste de Buenos Aires, donde se registró un progreso intersemanal promedio de 6,1 %. Dichas regiones informan rindes con una alta variabilidad entre localidades e inclusive dentro de las mismas, con la localidad de Lincoln reportando rendimientos mínimos de 10 qq/Ha y máximos puntuales de hasta 45 qq/Ha.
En paralelo, sobre el Núcleo Norte, el 25% de los cuadros de primera fueron recolectados informando un rendimiento medio semanal de 32,6 qq/Ha, representando una caída del -6,8 % respecto a la semana previa y una merma de 4 qq/Ha con respecto a los rindes esperados. Al mismo tiempo, tras un avance intersemanal de 5,5 pp, el 20% de los lotes de primera sobre el Núcleo Sur fue cosechado, registrando un rinde medio de 32,3 qq/Ha, 3 qq/ha por debajo a los promedios históricos.
Mientras tanto, sobre el extremo norte del país, pese a la falta de piso, comienza la trilla de los cuadros más tempranos sobre el NEA. Al momento de la presente publicación, se informa un rinde medio de 18,5 qq/Ha, casi 10 qq/Ha por debajo al promedio de las ultimas 5 campañas (Rinde medio ultimas 5 campañas: 27,2 qq/Ha) como consecuencia del clima seco y cálido durante los meses de febrero y marzo.
Mientras que, sobre el NOA, las labores podrían cobrar fluidez a lo largo de la próxima semana. Finalmente, el Centro de Buenos Aires reportó un avance intersemanal del 3,3 % y un rinde medio de 32 qq/Ha. La región informa una importante heterogeneidad en los rendimientos acorde a la distribución de las precipitaciones durante el ciclo del cultivo.
Hacia el sur de Buenos Aires y La Pampa, donde las labores podrían comenzar la próxima semana, se esperan rindes por debajo a los promedios históricos producto del déficit hídrico durante el llenado de grano. (Agrofy)


Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •