Un paseo por la intimidad de un campo de cría Rústico

El lunes 15 de marzo Rústicos realizará su primer Día de Campo como lanzamiento de las actividades de su octavo año. Como antesala del “Especial del Destete” -el primer remate de los cuatro de 2021 se invita a una recorrida por la Estancia Malele, de Arandú S.A., en Dolores. “Queremos mostrar el impacto positivo de la genética y el manejo en un campo con limitaciones”, explica Sergio Amuchategui.

Compartir:

Sorprender, redoblar la apuesta, innovar. Ese es el ADN de Rústicos. Entonces, después de un 2020 consagratorio a partir de la irrupción de los remates televisados obligados por la pandemia, este 2021 empezará con una novedad: se viene el Día de Campo, el primero que realizará este colectivo ganadero gestado hace ocho años en la zona de Tres Arroyos y que se transformó en una marca nacional.
La cita es el lunes 15, a partir de las 10 horas, en la Estancia Malele de Arandú S.A. en Esquina de Crotto, en la Bahía de Samborombón. Y la propuesta tendrá el sello de Rústicos, porque la intención es escapar del formato típico de este tipo de jornadas y mostrar “la cocina” de un campo de cría con limitantes y el impacto positivo de la genética y el manejo.
“Decidimos abrir las puertas de la estancia y de Rústicos, y mostrar lo que hace Federico Vizzolini y su equipo de trabajo. No haremos charlas técnicas ni talleres, expondremos en una recorrida en la que veremos 4000 vientres y 200 toros, cómo es el manejo en un campo de cría que tiene sus complejidades y en el que se plasma el concepto de Rústicos: las limitantes no son un obstáculo para tener buenas vacas si se invierte en genética, se apuesta a producir más kilos y se trabaja buscando la eficiencia”, explica Sergio Amuchategui, el consignatario que comanda la propuesta junto a todo el equipo de la prestigiosa consignataria Alfredo S. Mondino.
El Día de Campo en Malele será la antesala de la primera gran cita que ofrecerá Rústicos en el año, el remate “Especial del Destete”, el próximo lunes 12 de abril en la Sociedad Rural de Tres Arroyos. La agenda continuará con el evento “Vientres Premium”, el viernes 25 de junio; con el ya clásico remate “Máxima Selección Genética”, el martes 7 de septiembre; para cerrar con el “Especial de Fin de Año”, el sábado 20 de noviembre.

Una estancia para ver
Malele es un establecimiento ubicado en plena cuenca del Salado, en la Bahía de Samborombón, se trata de un campo de cría de más de 12.000 hectáreas y que presenta mucha complejidad de manejo. “Es un campo difícil por sus limitantes. Dentro de lo que es cría, es un campo de 5 o 6 puntos. Y en base a eso queremos mostrar y analizar por qué se hace lo que se hace, se apuesta a la genética, a un determinado tipo de animal. La firma Arandú viene invirtiendo en toros desde hace muchos años, por ejemplo, y ver un rodeo de 200 reproductores que se usan en los servicios a campo es muy interesante porque no es algo que abunda”, describe Sergio.
“Son más de 4000 vientres de muy buena calidad, divididos en unos 12 rodeos. Y hoy las vacas son unos tanques impresionantes con unos terneros tremendos”, agrega. “Es todo muy interesante para mirar y analizar”, completa.
“La clave del éxito es el equipo de trabajo, compuesto por ocho personas. El veterinario Ariel D’Angelo es el encargado desde hace 23 años y entre los que lo acompañan hay algunos que se han criado en la estancia. Se trata de gente con mucha experiencia y mucha sapiencia”, asegura Amuchategui.

Ida y vuelta
El Día de Campo es abierto a todo público y está apuntado a los criadores en general y para todos los amantes de la ganadería. Pero Sergio destaca que “también es un propuesta muy interesante para nuestros clientes con campos en Córdoba, San Luis, Mendoza y La Pampa, que adquieren nuestros vientres y la genética de Rústicos, para que vengan a ver nuestra idea y cómo se trabaja”.
El menú de la jornada incluye una recorrida observando los rodeos de vacas y de toros, para regresar al casco para un almuerzo y luego escuchar de boca de Juan García, el director técnico de la estancia y de Rústicos, cómo lleva a cabo la selección de los rodeos y el trabajo que se viene haciendo. Además, van a estar a la vista de todos algunos de los toros que habrá para venta y que participarán en las distintas exposiciones.
Después será el turno de lo más interesante a los ojos de Sergio: se abrirá un debate y un intercambio de opiniones sobre todo lo observado. “La idea es que haya un ida y vuelta, porque está planteado como un encuentro entre criadores, y en base de lo que veamos ir desglosando y analizando distintas cuestiones. No es que venimos a un establecimiento modelo y los visitantes serán simples espectadores. Vamos a estar en un campo de cría que mostrará cómo produce y observaremos cosas que están bien y cosas que se pueden mejorar”, dice.
El mentor de Rústicos insiste en que el objetivo del Día de Campo no es mostrar la excelencia “sino que la gente pueda ver el impacto del manejo y la genética más allá de que el campo sea 10 o 5 puntos. Tal vez le podamos aportar ideas y conceptos importantes a alguien que se está iniciando o a alguno al que le dicen que no se puede”.

Con ustedes, Rústicos
También después del almuerzo se van a mostrar los números de Rústicos en sus ocho años de trayectoria y se contará cómo es el proyecto, cuál es la idea de este colectivo ganadero que hoy tiene bajo su paraguas más de 15 criadores y cabañeros trabajando bajo el mismo concepto. “Más allá de que cada uno lo haga con su estilo y su impronta, todos van en la misma dirección, en busca de ser más eficientes y lograr una ganadería más rentable”, cuenta Sergio.
En el cierre aporta otro dato que le suma más argumentos para decir presente el lunes 15 en Esquina de Crotto: “Arandú es una muy buena vidriera porque ha comprado muchos vientres en Rústicos, de las firmas de Podlesker, de Lebeck, de Groenenberg, de El Volcán, y ahora está la posibilidad también de ver cómo están esas vacas, cómo se han adaptado, teniendo en cuenta que vienen de otras zonas, de campos superiores”.
Rústicos pone primera y el menú es tentador por dónde se lo mire, una muestra de eso es que el equipo de la consignataria Alfredo S. Mondino llegará con representantes y productores de distintas zonas productivas. Tampoco es casual que ya hayan confirmado su presencia en Malele el presidente de la Asociación Argentinas de Angus, Alfredo Gusmán, y algunos de los criadores más importantes de la raza.
La invitación está hecha.

Un nuevo año, el mismo desafío: buscar la excelencia
“El desafío para este 2021 es el que tenemos todos los años, mejorar, ser más eficientes, ser mejores. Y buscar la excelencia de los productos que se vendan en los cuatro remates de Rústicos”, dice Sergio Amuchategui a la hora de referirse al objetivo que se busca en el octavo año de Rústicos.
“En ese trabajo de la búsqueda de la excelencia es donde se van obteniendo los resultados. Siempre tenemos cosas pendientes. Es una constante, uno nunca puede decir ‘ya llegué’. Uno debe tratar de mejorar más, de pulir los detalles”, agrega.
“Nosotros tratamos de estar siempre a la vanguardia. En lo que es producción intentamos vender un vientre que sea productivo, que sea rentable, que le sirva al comprador que decide invertir”, explica. A eso se le suma la voluntad y la predisposición para brindar el servicio adecuado una vez concretada la venta. “Buscamos estar encima del que compra, de hacer un seguimiento, solucionar lo que hicimos mal y tratar de ir aprendiendo año tras año. Porque siempre hay cosas por mejorar”.
Para cerrar el concepto, Amuchategui usa una de sus frases de cabecera: “Nosotros competimos contra nosotros mismos, es como el que juega al golf, que juega contra la cancha. Y en ese jugar contra la cancha una va mejorando”.


Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •