La Cebada tiene mucho futuro

Hoy se están ofreciendo forwards de forrajeras a 180 y 185 dólares a diciembre - enero, “un precio excelente que tiene que ser aprovechado por el productor”, asegura el especialista Fidel Cortese. A eso hay que sumarle que también es muy bueno el escenario para la cervecera, de modo que se estima que el cultivo incrementará su área sembrada este año

Compartir:

“Está arrancando una campaña muy peculiar para la cebada. Altos valores de cebadas forrajera y maltera hacen pensar, sumado a los resultados de los cultivos de segunda que se pudieron sembrar, que se va a incrementar el área sembrada”, arriesga el ingeniero Fidel Cortese (foto), una voz más que autorizada cuando de este cultivo se trata.
En el análisis del escenario que pisa la cebada a poco más de un mes de comenzar la nueva campaña, Cortese -durante 25 años fue el jefe de comercialización de la zona sur de Cervecería y Maltería Quilmes- muestra que el cultivo ofrece muchas fortalezas. Y tira un dato que refleja con contundencia la primavera que vive la cebada forrajera: “Ya se están ofreciendo forwards a 180 /185 dólares a diciembre y enero 2019, que es un precio excelente. Es más, ya se hicieron algunos negocios a este precio”.
El ingeniero asegura que “es un muy buen escenario para cerrar arrendamientos y pensar en siembras de cebada forrajera, que como demanda menos fertilizante es un poco más barata que la cervecera”.
En lo que respecta a la actualidad, la cebada forrajera también vive un buen momento. La firmeza, explica Cortese, viene de la fuerte demanda que se mantiene en el mercado externo, y el aumento de todos los granos forrajeros, sobre todo del maíz. “La suba (del maíz) en Chicago hizo que la cebada se pagara 20 dólares más de lo que se pensaba que iba a estar, y en marzo se hicieron negocios de forrajeras a 200 dólares, un precio histórico”.
Lo cierto es que, con la demanda actual, “que en eso mucho tiene que ver China que va a comprar más de lo que se estimaba”, y la futura, “los árabes están muy firmes en la compra”, y la suba de los granos forrajeros conformaron un cóctel que empujaron a la cebada forrajera a ofrecer valores excelentes.
Pero volviendo a los precios futuros, Cortese recomienda “ir tomando posiciones. Los 180 /185 dólares son valores muy buenos”. Y advierte: “Los productores no deben dormirse porque son mercados con mucha volatilidad. Tienen que estar atentos para aprovechar estos picos y cerrar sus números. No hay que apostar todo a pleno y esperar a ver si sube más, porque puede pasar lo contrario”.
Como dato de color, Fidel también terminó con el mito de los camellos y de la demanda de cebada por parte de los países árabes. “Es cierto que le dan cebada a los camellos, pero el destino importante es la alimentación de caprinos y ovinos”, explica.
Un bien escaso
En el análisis del comportamiento que tuvo la comercialización de la cebada (tanto forrajera como cervecera) de la campaña 2017/18, el ingeniero aporta datos muy interesantes también. El más sorpresivo es que hoy casi no queda cebada para vender. “Las cifras del ministerio de Agroindustria de la Nación indican que técnicamente no quedaría más cebada disponible o por lo menos volúmenes importantes”, dice.
De acuerdo a las Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior de Granos (DJVE) al viernes 23 de marzo se habían exportado o se iban a exportar en el próximo tiempo 1.850.000 toneladas de cebada. De ese tonelaje, alrededor de 1.200.000 corresponden a forrajeras y 650.000 a cervecera. A eso hay que sumarle 1.200.000 toneladas que usa la industria en el mercado interno, más unas 200.000 toneladas de semilla y alrededor de 350.000 toneladas de cervecera que están comprometidas para exportación (sin fijar). Esos números arrojan que quedarían apenas 150.000 toneladas de la última cosecha, que sería lo que usan los productores en alimentar hacienda en sus campos o pasa como carry over para el próximo año.
“En definitiva, queda muy poca cebada a fijar. Esto hace que el precio de la cervecera vaya a estar sostenido todo el año porque faltan venir buques. Y el productor que tiene la cebada la va a hacer valer”, dice.
La cervecera se sumó al SIO Granos
El Ministerio de Agroindustria, a través de la Subsecretaría de Mercados Agropecuarios, dio a conocer una serie de modificaciones en la carga de datos del Sistema de Información de Operaciones de Granos (SIO Granos) y anunció la incorporación de la cebada cervecera a la lista de productos con obligación de informar las compras.
El Ministerio remarcó que los cambios son para todos los productos cuyas operaciones se declaran en el sistema, con el fin de “mejorar la carga de operaciones y velar por la transparencia de los mercados”.
En el caso de los contratos “a fijar precio”, a partir de ahora se deberá agregar el plazo de fijación y la opción de fijación según “mercado comprador”.
Paralelamente, señaló que habrá una nueva condición de precio llamada “Futuro/Opción”, a través de la cual se deberán informar todas las operaciones que sean el resultado de la entrega física correspondiente a un contrato de futuro o de opciones.
En tanto, explicó que la incorporación de la cebada cervecera “traerá mayor transparencia para el mercado de cebada al publicar la diferencia de precios entre las operaciones de forrajera y cervecera”.
Además, Agroindustria procedió a solicitar a la Dirección Nacional de Control Comercial Agropecuario (DNCCA) que intime a 40 firmas que no cumplieron en enero con la obligación de informar las operaciones en la fecha de concertación y hasta las 24 horas.
“Este pedido de intimaciones, que puede dar lugar a inspecciones y sanciones, se realiza con el objetivo de dotar de mayor certeza al SIO Granos y evitar las distorsiones de los precios informados”, aseguró.
Cerveza barata para la India
Durante el mes de febrero ocurrió algo muy llamativo en el mercado de cebada: algunos embarques de forrajera -destinada fundamentalmente a Medio Oriente- se exportaron a precios bastante superiores a los mínimos registrados en las operaciones de cebada cervecera.
Un informe publicado por el sitito Valor Soja, dio nota que en el segundo mes del año, por ejemplo, se declaró un embarque de 15.750 toneladas de cebada forrajera a Arabia Saudita a un valor FOB de 193 u$s/tonelada, mientras que una partida de 57.200 toneladas de cervecera enviada a India se registró a un precio de 175 u$s/tonelada.
“La razón de esa situación insólita reside en el hecho de que importadores indios están comprando cebada que, si bien está al límite de la condición de forrajera, se emplea para elaborar cerveza -en esa nación existen decenas de millones de consumidores dispuestos a disfrutar de la bebida sin mayores pretensiones- al tiempo que los precios de los granos forrajeros venían subiendo en línea con una reducción de los stocks mundiales”, publicó el sitio especializado.
Vale remarcar que, a diferencia de la forrajera, la cebada cervecera es una especialidad agrícola y, como tal, cuenta con un amplio rango de valores de exportación según la calidad solicitada por cada maltería o compañía cervecera.


Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •