Del agua para la hacienda se encarga el sol

El ingeniero mecánico Tomás Podestá diseñó un sistema de bombeo para extracción de agua con paneles solares para las bebidas de la hacienda y un kit de aguadas y bebederos. Libre de mantenimiento y autosustentable, es una muy buena alternativa para campos arrendados que no tienen infraestructura. Los detalles de una tecnología cada vez más adoptada por los productores de la región.

Compartir:

Los viernes solemos tener ese espacio para las buenas noticias en CAMPO total radio. Así fue la pasada semana contamos una historia de un joven creativo y exitoso.
Hace casi cinco años, Tomás Podestá detectó una oportunidad en una necesidad y decidió encarar un proyecto innovador que se basa en el uso de una energía renovable y en ofrecerles una solución integral a los productores agropecuarios. Así nació Campo Solar S.A, la firma que dispone de un kit de bebederos y aguadas móviles alimentadas con paneles solares, como alternativa para los ganaderos que, por distintos motivos, no tienen infraestructura (molinos y tanques) para darles agua a sus animales.
Podestá es ingeniero mecánico, nacido en Tres Arroyos y recibido en La Plata y tiene pasta emprendedora. Así gestó, en su momento junto al contador Juan Ignacio Colombo, este emprendimiento que se transformó en una muy buena alternativa para dar bebida a las vacas en campos arrendados, donde no hay instalaciones y el que arrienda no quiere invertir.
“Debíamos ofrecer algo con el menor mantenimiento posible, que fuera confiable y amigable con el medio ambiente. Vimos como una muy buena alternativa trabajar con bombas solares porque reemplazaba al molino, pero nos faltaba darle un toque integrador. Lo que queríamos era dar una solución, no vender un producto. Entonces también surgió la idea de armar una unidad móvil funcional que responda a toda esta necesidad en conjunto”, explica Tomás.
“La bomba funciona con paneles solares, independiente de corriente eléctrica y de combustible y libre de mantenimiento; puede utilizarse con un tanque que esté montado sobre un carro o con un tanque australiano desmontable -se arma y desarma en menos de una hora- que lo cargas en una camioneta, o con un tanque australiano convencional que en lugar de hacerle piso de hormigón se le coloca una lona, de modo que después se puede desmontar”, completa sobre las dos variantes que ofrece hoy: una móvil y otra estacionaria.
A esas dos alternativas, el joven emprendedor le anexo aguadas plásticas. Entonces ofrece una solución completa: la bomba que extrae el agua, el tanque, los bebederos, y la energía solar generada se puede aprovechar también para armar corrales con eléctricos.
Respuestas personalizadas
“Tratamos de brindar soluciones a cada una de las necesidades. Las soluciones se realizan a medida, después de estudiar cada caso particular”, explicó Tomás en el programa radial.
Para eso, se toma como dato la profundidad a la que se encuentra la napa en cada campo, la necesidad de agua y la cantidad de animales que lo utilizarán y, en base a eso, se hace un cálculo con el que se dimensiona y se busca la bomba justa para cada necesidad, “con esta alternativa, un productor puede solucionar el problema de falta de infraestructura en un campo y, una vez que termine su contrato, se lo puede llevar para usarlo de la misma manera en otro lado”, agrega el ingeniero.
El menú que ofrece Campo Solar está compuesto por más de 250 modelos de bombas, de modo que se puede seleccionar el que mejor se adapta a la necesidad de cada caso. “Las bombas más chicas, por ejemplo, que están conectadas a un solo panel solar, para esta zona que el agua en promedio está entre cinco o seis metros de profundidad, puede sacar alrededor de 12.500 litros por día. Sería agua suficiente para atender hasta 200 animales”, grafica el ingeniero.
Ahora bien, en caso de que el productor decidiera sumar 100 animales más, “le puede agregar un panel solar más a esa misma instalación y aumentar en un 50% la extracción”.
El caudal que se extrae se estima por día, porque el bombeo no es constante durante una jornada. “Por la mañana y la tardecita la capacidad de extracción es menor, mientras que es mayor cuando hay más radiación. A la noche la bomba está parada”, explica.
En cuanto a la consulta sobre los costos, comentó al aire de la región que el equipo descripto para 200 animales, arranca desde los 155.000 pesos. “Si lo comparamos con el valor de instalar un molino completo, el costo es similar o incluso más económico”, asegura. Tecnología alemana
Uno de los impulsos clave que tuvo el proyecto fue el contacto que Podestá logró hacer con Lorens, la firma alemana de bombas solares, que tiene una política comercial muy estricta. Campo Solar consiguió transformarse en distribuidor oficial de la marca, y eso también les permite brindar un servicio muy completo.
“Todas las instalaciones que hacemos las tenemos que registrar en un sitito web, por una cuestión de garantía y de seguimiento a los clientes. De modo que el vínculo con Alemania es permanente”, dice Tomás.
“Además, la empresa te capacita y te da un software que hace el cálculo de la cantidad de paneles que van según la zona geográfica y las necesidades de agua que vas a tener. Porque hay distintos modelos de bombas”, agrega.
Tomás comentó que la tecnología cada vez es más adoptada por los productores de la región. “Tenemos clientes que nos han comprado en el inicio y que han vuelto a comprar otro equipo para ampliar o agregar en otro lugar del campo porque están muy conformes”, cuenta.
Por último, el ingeniero destaca que “esta tecnología nos permite disminuir la capacidad de almacenamiento de agua en relación a un molino porque es una tecnología más confiable y entrega el agua en el momento que se necesita. Eso entonces reduce también los costos de inversión a la hora de instalar un sistema completo de aguadas nuevo en comparación con el molino” cerro diciendo en la mañana de CAMPO total radio en la charla con Damián Hinding y para toda la red de emisoras bonaerenses. Y la verdad es que las repercusiones al aire fueron muy positivas.
Premios
Campo Solar S.A. recibió varios galardones por su innovadora creación. En el marco de la Exposición Rural de Palermo de 2017 fue premiada en el programa Agroemprende, que dependía del Ministerio de Agroindustria de la Nación. También la empresa recibió una distinción en el rubro de Energías Renovables del movimiento CREA, dentro del concurso CREA Lab referido a la innovación tecnológica.
En tanto, la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP) a través de la Sociedad Rural de Tres Arroyos también le entregó un premio al ingeniero Podestá en reconocimiento a su vocación innovadora.


Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •